INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

El mensaje del gobierno mexicano para la ONU

La institución internacional que ha establecido bases importantes de cooperación, desarrollo y proyección global es la Organización de la Naciones Unidas (ONU) que, con motivo de los armisticios que dieron lugar al fin de la Segunda Guerra Mundial, se avocó de manera intensa y progresiva a generar las condiciones de diálogo de los dos ejes en los que se dividió el planeta al término de la conflagración internacional, el bloque socialista y el democrático o capitalista. 

La conclusión del conflicto internacional daba lugar a un nuevo y complejo escenario de relaciones internacionales, nada sencillo, que buscaba establecer líneas de diálogo entre las diferentes posiciones ideológicas que dieron lugar a la elaboración de modelos económicos, coincidentes con las visiones de los bloques en los que se dividió la interlocución global. En primer término se abordaba como elemento central de discusión el tema de seguridad y, posteriormente, el relacionado con el desarrollo económico internacional. Conciliar los diferentes niveles de desarrollo dentro de la compleja relación política y diplomática requirió de notables y profundas participaciones en el diálogo que tenía como objetivo el mantenimiento de los objetivos de paz y justicia internacionales. 

La ONU ha formado parte del desarrollo de la trama mundial desde el 24 de octubre de 1945 y, a partir de entonces, la compleja correlación de fuerzas y de bloques se ha convertido en una búsqueda de equilibrios internacionales. La caída del muro de Berlín, en 1989, cambió el panorama internacional y, entonces, la globalización se desarrolló de una forma persistente. 

La transformación de la Guerra Fría por una feroz competencia de mercados internacionales y de las hegemonías que se desprenden de ahí forma parte de la trama económica contemporánea y que, en 2019, implicaba la modelación de escenarios de integración internacional de gran relevancia en las proyecciones de los bloques en los que el mundo se ha conformado. La presencia de China y los países asiáticos, la Unión Europea con la separación británica y los ajustes diplomáticos que se derivan de ahí en las tensiones en algunas partes del mundo han implicado un ejercicio importante de gestión mundial en el que los aislamientos tienen efectos negativos en quienes los practican. 

En días pasados, con motivo de las celebraciones del 75 aniversario de la fundación de la ONU, diferentes jefes de Estado enviaron mensajes para conmemorar esta trascendente fecha; México no fue la excepción. 

El mensaje del gobierno de México fue, definitivamente, desconcertante. Sin tomar en cuenta el contexto, algunos de los asuntos relevantes en el mensaje fueron que, en México se lucha contra la corrupción y se hace una limpieza, de arriba para abajo. De igual forma, el énfasis se colocó en el hecho de que se rifó un avión, mismo que después de la rifa, se va a vender y, finalmente, en qué consisten las cuatro transformaciones en la visión del presidente. 

La idea de que la política local es la mejor política internacional definitivamente tiene un error de origen. Si bien lo local debe prevalecer como elemento en la perspectiva de las políticas internacionales, no hay duda de esa efectividad, pero en cada una de las dimensiones en las que estos temas se desarrollan tienen marcos abismales de diferencia que parece que el equipo presidencial desconoció. 

La importancia de la participación en foros internacionales, de la presentación de los países en el contexto de la pandemia del Covid-19 en que, como pocas veces, economía, seguridad y salud son temas torales, buscando las mejores estrategias de combate a la enfermedad y de regulación económica internacional, de la diplomacia que se exige en la intervención de foros internacionales, nuestro país, presentó la rifa del avión. Esperemos mejorar de nivel y de discurso. 

armando.zacarias@csh.udg.mx

jl/I