INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Los diputados locales, además de todos los detalles que regalan con su cuestionable trabajo como ventanilla de trámites del gobernador, son opacos y hasta mienten. En su página web de transparencia aseguran que no tienen gastos en comunicación y viáticos, pero cuando se revisan los estados financieros se puede constatar que sí han usado el dinero de esas partidas.

Además, en las compras por adjudicación directa solo publican una lista, sin la información ni documentos que exige la ley, mientras que en las licitaciones no se publican los contratos, además de que no aparece la información de 2020 y 2021. Así que para qué tanta reforma, si ni los diputados cumplen lo que aprueban.

***

Y ellos mismos, los integrantes del Poder Legislativo, quieren aumentarse el salario porque lo comparan con el de secretarios estatales y con magistrados, y sí es menos. Cada diputado gana 109 mil pesos al mes, pero que comparados con un ciudadano común es mucho. Ni siquiera los legisladores y los técnicos se ponen de acuerdo en la justificación de cuántos años llevan sin aumento, ni el de la inflación. Unos dicen que han pasado cinco legislaturas sin aumento salarial; otros estiman que son cuatro y algunos que ya son 10 años. Vamos, ni siquiera son claros y coincidentes en el argumento, y cómo creerles que en realidad es una decisión técnica y no temperamental o de servirse con la cuchara grande.

Lo que sí es que ya se les quitó la pena de reconocer que sí quieren aumento y usarán al Comité Técnico de Transparencia y Valoración Salarial (CTTVS) para que diga la última palabra, echarle la bolita y que no los linchen mediáticamente, aunque eso es poco probable; pero ya no les importa porque lo bailado y gastado quién se los quita. Les quedan dos años para gastarlo.

***

Añadamos que los mal pensados señalan que el aumento inusitado de más de 4 mil por ciento en la partida Indemnizaciones, en el proyecto de Presupuesto para el Poder Legislativo, al pasar de 600 mil pesos en este año a 26 millones 797 mil trae un as bajo la manga.

Al momento de tener esta cantidad en la partida de Servicios Personales, se dice que será más fácil moverla entre partidas si requieren dinero en el futuro para los aumentos salariales que buscan, sobre todo diputados locales. En el papel todo estaría listo para dar este paso en caso de ser necesario o para pagar los laudos que tengan que pagar.

***

Que ya se les cayó el teatrito a las autoridades. Ya no van a poder justificar ni poner de pretexto que las agresiones, balaceras y crímenes eran cosa de que “se están matando entre ellos”. Los ataques que ocurrieron la semana pasada en Jalisco, Baja California, Chihuahua y Guanajuato son, afirma el cardenal Francisco Robles Ortega, la prueba de que no sólo se están matando entre las bandas criminales, pues también están lastimando a gente inocente.

El líder religioso advirtió que, si bien no es nadie para afirmar que la estrategia de seguridad sencillamente no charcha, hay evidencia de que se debe discernir para que ésta cambie. Lo cierto es que al cardenal le preocupa, y mucho, el hecho de que los ataques ya trastocan no solo bienes públicos o privados, sino vidas de civiles, de gente pacífica. Los grupos criminales disparan contra quien sea. Nadie está a salvo.

***

A como van las denuncias presentadas ante la Fiscalía del Estado, el fraude cometido por la empresa Asesores Jurídicos Profesionales pinta para convertirse en el más grande en Jalisco. Las cifras son contundentes: hasta ahora son más de 700 las denuncias presentadas contra la compañía de la que era dueño Luis Oswaldo Espinoza Marín y el monto de lo defraudado rebasa los 800 millones de pesos. Y contando…

qp@ntrguadalajara.com

jl/I