Tecnología, clave en rescate de niños tailandeses

EXCEPCIONAL SISTEMA. La compañía empleó 10 años para desarrollar la tecnología para el radio Max–Mesh, para la cual no es necesario contar con una línea de visión directa, lo que permite su uso en entornos complejos como las cuevas subterráneas, donde nin

Luego de ser rescatados los 12 niños tailandeses y su entrenador se dio a conocer que la tecnología de comunicaciones móviles de emergencia desarrollada por la compañía israelí Maxtech Networks contribuyó al rescate con éxito.

Tras localizar a los desaparecidos, la realidad sobre el terreno fue que los primeros intentos de rescate se vieron obstaculizados no sólo por las aguas crecientes, sino por la falta de comunicación entre los rescatistas, ya que los sistemas de comunicación no podían funcionar en la complejidad de las cuevas subterráneas.

El director ejecutivo de Maxtech, Uzi Hanuni explicó que a falta de comunicación se tuvo que realizar un operativo a través de la tecnología y fue así que los contactaron; por lo que de inmediato accedieron a llevar todo el equipo al lugar de forma desinteresada.

El uso del dispositivo, con el cual lograron el rescate, se parece a un simple walkie talkie, incluye sofisticados algoritmos que permiten a sus usuarios comunicarse entre sí a una distancia de hasta tres kilómetros y con muros entre medias.

La compañía empleó 10 años para desarrollar la tecnología, para la cual no es necesario contar con una línea de visión directa, lo que permite su uso en entornos complejos como las cuevas subterráneas, donde ningún otro dispositivo de comunicación funcionará.

Hanuni detalló en un comunicado que el sistema de su compañía aporta transmisión de voz, datos y video, y cuenta con autonomía suficiente para 10 horas de uso continuado.

“Estas cuevas son un entramado muy largo y complejo, por lo que no se pueden enviar mensajeros de un lado a otro a través de ellas constantemente. Y los buzos necesitan estar en contacto constante con su base para que todos sepan dónde están. Ningún otro sistema podría funcionar aquí, excepto el nuestro”, destacó.

Así, el pasado 25 de junio, el ingeniero de software de la empresa, Yuval Zalmanov se subió a un avión con una veintena de unidades de radio Max-Mesh de emergencia de la compañía con destino a Tailandia.

Zalmanov se integró con el equipo de rescate, compuesto por fuerzas especiales tailandesas y expertos internacionales del Reino Unido, China, Australia, Estados Unidos, España y muchos más países.

De este modo, la tecnología de Maxtech se convirtió en una aliada indispensable en la operación, primero para saber con exactitud las condiciones y necesidades de los pequeños, después para facilitar la comunicación directa con sus padres y, finalmente, para coordinar las acciones de los buzos que lograron sacar a todos los atrapados de las cuevas.

Detalles del rescate

Los 12 menores rescatados de una cueva tailandesa fueron sedados y pasaron en camillas a lo largo de los pasillos estrechos y retorcidos del complejo Tham Luang, dijo un rescatador al aparecer el primer metraje de una asombrosa misión que ha cautivado al mundo.

El video del rescate, que finalizó el martes cuando los últimos cuatro chicos y su entrenador de 25 años salieron de la cueva, fue liberado por las autoridades que hasta el miércoles guardaron celosamente los detalles de la operación aparentemente sin precedentes.

Otras imágenes de video muestran a varios de los niños en el hospital, en cuarentena y con máscaras faciales, pero aparentemente en buen estado de salud, ya que asienten con la cabeza, se agitan y hacen señales de paz a la cámara.

La operación cardiaca de tres días finalizó el martes cuando los miembros finales de los Jabalíes salvajes fueron liberados de la cueva que los mantuvo cautivos desde el 23 de junio. Redacción

JJ/I