Peritajes de disparo se apoyan de microscopio

DINERO. El equipo que opera desde agosto costó casi 3 millones 500 mil pesos. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Determinar residuos de disparo en las manos de alguien es una labor pericial que se incrementó casi un tercio a principios de 2018 en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y para esta labor en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) se apoyan de un potente microscopio.

Hasta mediados de marzo, el trabajo forense para determinar la presencia de partículas de disparo de arma de fuego en la piel de una persona, a solicitud de la Fiscalía General del Estado (FGE), creció hasta 30 por ciento; sin embargo, aún no hay cifras oficiales procesadas, indicó la jefa del laboratorio de química y toxicología del IJCF, Guillermina Sandoval Rodríguez.

A 11 meses de haber sustituido el método pericial anterior, que era la absorción atómica, el microscopio electrónico de barrido con el que cuenta el IJCF desde agosto trabaja día y noche. Es operado por la perito química forense Susana González Valdez, encargada de determinar si las partículas corresponden o no con un disparo de ese tipo.

Los métodos anteriores se basaban en reacciones químicas, pero el método actual usa un equipo capaz de captar la imagen de partículas de tamaños inferiores a una micra, pero a la vez capaz de determinar su composición química.

Como referencia, el ojo humano puede distinguir por sí solo partículas mayores a 100 micras.

“Yo tengo 28 años aquí en el instituto, cuando entré hacíamos rodizonato de sodio con una telita de algodón como un pedazo de sábana, pero traía apresto, estaba durita, se ve diferente cuando está durita y cuando ya la lavaste, le quitábamos el apresto para que al poner el reactivo para tomar la muestra se absorba y el apresto que trae no afecte”, relató Sandoval.

El método de rodizonato, que requiere la aplicación del compuesto químico para reaccionar con la muestra, es considerada como poco fiable por muchos peritos forenses y; sin embargo, todavía se usa en regiones de Michoacán, Guerrero y Oaxaca, por ejemplo. Generalmente se sugiere confirmar los resultados de esta prueba con otros métodos.

Fuera del AMG, la técnica usada por los peritos jaliscienses es la de absorción atómica, que tiene amplia presencia en la mayoría de las regiones de México porque se usan reactivos que permiten cuantificar la presencia de los elementos plomo, bario y antimonio en las muestras obtenidas de personas bajo investigación, aunque no con la precisión del microscopio especial.

VALIDACIÓN y MÉTODO

La introducción de un nuevo equipo y nuevos métodos para determinar la presencia de residuos de disparo de arma de fuego implicó la creación de un protocolo pericial que tuviera validez legal ante la autoridad ministerial y judicial, de lo cual se encargó González Valdez.

Lo crucial en el protocolo es que González Valdez demostró con pruebas técnicas estandarizadas a nivel internacional que los resultados obtenidos con el equipo y su software especializado eran reproducibles, es decir, que realizando las lecturas de las muestras tanto ella como un perito externo podían llegar a los mismos resultados en cinco ocasiones a cada uno.

“Cuando es el disparo se forma una nube alrededor de la mano, dependiendo del calibre, dependiendo de la concentración de la pólvora es el tamaño de la nube, por eso se toman siempre muestras de las dos caras”, explicó la perito.

El protocolo inicia desde el momento en que el perito abre la bolsa que contiene los stubs, es decir, pequeñas placas de carbón que recogen en las palmas de las manos y su reverso el material a analizar; los stubs se embalan y trasladan siguiendo la cadena de custodia hasta su ingreso al laboratorio y de ahí al ministerio público, cuando ya se obtuvieron los resultados.

Los stubs con los residuos se colocan en una bandeja que se introduce en el compartimento del microscopio para quedar al alto vacío y sobre ella incide un haz de electrones que emite un filamento de tungsteno; el equipo cuenta con un detector de electrones secundarios y la lectura de sus resultados conforma la imagen de las partículas.

El programa detecta las partículas que contienen concentraciones de plomo, bario y antimonio para que el elemento humano del análisis determine si tienen la forma y tamaño de los residuos de un disparo de arma de fuego; para ello, a diario se calibra el equipo con respecto a un estándar plano.

“El estándar plano es (...) donde vienen partículas sintéticas de los disparos de armas de fuego, desde partículas de .4 ó .5 micras hasta 20 micras; el microscopio para decir que está funcionando bien, tiene que identificar un 85 por ciento de todas las partículas que vienen”, especificó la perito.

“Todas las partículas se deforman, la bibliografía dice que deben ser de forma ovoidal (sic), pero no dice esféricas ni ovoides, deben tener cierta forma; hay unas muy características, las del estándar plano son las ideales, ésas se ven redonditas, completitas, muy bonitas, pero en el día a día no están completamente redondas, tienen la forma esférica ovoidal”.

PRECISIÓN. El microscopio determina si las partículas halladas en una mano corresponden o no con un disparo de arma de fuego. 
_____________________

Se requeriría otro para labores de investigación

Al menos otro microscopio con características similares sería necesario para atender la demanda de peritajes de residuos de disparo de arma de fuego y para realizar proyectos de investigación como la caracterización de residuos de metales en manos de ciertos trabajadores, consideró la perito química forense Susana González Valdez.

“Tenemos una extensión que no la hemos puesto que son de oficios, hay mucha gente que dice, ‘yo soy gasolinero, por eso me salió positivo, yo soy pintor, por eso me salió positivo’, ya se hizo un estudio previo de oficios, gente que trabaja en gasolineras, de mecánico, de pintor, se metieron para ver si realmente salían las partículas, ya vimos que no, pueden salir los elementos, pero las partículas no”.

También sería necesaria la conformación de un colegio de peritos especializados en análisis de partículas de disparo de arma de fuego junto con los peritos de otras entidades u otros países para compartir experiencias, de manera análoga a lo que ocurre en Europa.

En España, por ejemplo, gracias a esas reuniones se detectó la introducción de un nuevo tipo de cartuchos chinos que al percutirse conformaban partículas de una composición distinta a cualquiera otra vista, aunque esa variedad no ha llegado a México. Juan Levario

Otros usos

Además de su utilización para fines periciales, los microscopios electrónicos de barrido se usan en minería y en la detección de billetes falsos por parte del Banco de México

______________________

FRASE

“Cuando es el disparo se forma una nube alrededor de la mano, dependiendo del calibre, dependiendo de la concentración de la pólvora es el tamaño de la nube, por eso se toman siempre muestras de las dos caras”
Susana González Valdez, perito química forense

NÚMEROS

$3 millones 484 mil 999.95 pesos costó el microscopio electrónico de barrido Fei Aspex Explorer Gsr

$3 millones 199 mil 280 pesos fue el valor del software para el microscopio, el cual incluyó capacitación

JJ/I