Relajan medidas de aprehensión por tener sexo en las calles de GDL

(Foto: Mónika Neufeld)

En Guadalajara, las personas que tengan relaciones sexuales en la vía pública sólo podrán ser remitidas a los juzgados municipales en caso que así lo solicite alguien que se sienta agraviado, la policía no podrá actuar de oficio.

Para que procedan los arrestos por “sostener relaciones sexuales en la vía o lugares públicos, terrenos baldíos, centros de espectáculos, interiores de vehículos o lugares particulares con vista al público”, los elementos de seguridad pública podrán actuar “siempre y cuando la intervención se realice mediante petición ciudadana”, determinó el pleno del ayuntamiento tapatío este martes al reformar el apartado III del artículo 14 del Reglamento de Policía y Buen Gobierno.

La regidora promotora de la iniciativa, Guadalupe Morfín Otero, indicó que antes los policías hacían detenciones de este tipo solo para extorsionar a los jóvenes. Como ex titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), hace casi dos décadas había “cientos” de expedientes al respecto.

Del gobierno tapatío a cargo del Partido Movimiento Ciudadano (MC), del que también ella emana, en la actual administración no se han presentado quejas por el tema en cuestión en la Comisión Municipal de Honor y Justicia, aunque no descartó que existan quejas al respecto en la CEDHJ.

La regidora del Partido Acción Nacional (PAN), Livier Martínez  Martínez, en el pleno del cabildo se pronunció en contra de la reforma al artículo 14 del Reglamento de Policía y Buen Gobierno.

“Seamos claros: el problema es la corrupción que puede darse cuando un elemento llega a extorsionar al ciudadano cuando se encuentra realizando un acto contrario a la moral en la vía pública. Aquí está el problema y es donde radica, por lo tanto, la solución debe ser en la conducta del policía a manera de prevención de actos de corrupción” y recordó que equipar con cámaras en patrullas y solapas de uniformes policiales se  ha planteado como herramienta para fortalecer incluso el debido proceso.

“No podemos evitar actos de discrecionalidad eliminando faltas administrativas y en su lugar permitiendo faltas a la moral. A cada problema una solución”, agregó la edil blanquiazul.

Morfín Otero respondió que seguirá considerándose como falta administrativa tener relaciones sexuales en la vía pública, vehículos, centros de espectáculos o espacios con vista al público.

El condicionamiento a que exista solicitud expresa de la población es para “empoderar a las y los ciudadanos, a las y los policías, a partir de una relación de más confianza, mucho más estrecha, una relación de proximidad”.

El titular de la Unidad de Integración y Dictaminación, Rafael Leopoldo Cárdenas Muñoz, tampoco estuvo de acuerdo con el planteamiento de la regidora. En su opinión, la reforma es improcedente “ya que se pretende sancionar una conducta que pretende afectar a todo aquel que lo presencie, es decir, a la colectividad, y por ende debe sancionarse oficiosamente y no a petición de parte”. Se lee en el cuerpo del dictamen.

La edil señaló en entrevista que en este trienio apenas tres casos llegaron a separos municipales. Es probable que en organismos defensores de derechos humanos existan actualmente quejas por este tipo de situaciones que no siempre terminan ante jueces sino en posibles extorsiones, sin embargo comentó que no tenía información precisa sobre este supuesto.

Aseguró que alrededor de 90 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas han sufrido intentos de abusos policiales por presuntas faltas administrativas, anotando como fuente encuestas que dijo mandó hacer la Sindicatura Municipal.

Se le preguntó a la síndica, Anna Bárbara Casilla García, la argumentación de su voto a favor respecto a este tema pero respondió que la promotora de la iniciativa tenía los elementos de sustento.

Originalmente, la iniciativa planteaba también atenuar el exhibicionismo de índole sexual en la vía pública, pero en su paso por comisiones edilicias se ajustó para que la policía municipal sí pueda actuar de oficio en dichos casos.

En el pleno del ayuntamiento, las reformas municipales impulsadas por Morfín Otero que incluyeron otros temas como la no criminalización de personas que se prostituyen; remarcar derechos como grupos vulnerables de niños, niñas, adolescentes, mujeres y personas de la tercera edad;  y el derecho a la libertad de expresión, entre otros; se aprobaron sin mayor discusión; solo el punto del sexo en la vía pública generó dos votos en contra y el resto de los sufragios en pro.

EH