Alfarismo: ¿rumbo a la derecha?

Una de las muchas interrogantes que generó la primera parte del próximo gabinete estatal que el propio gobernador electo Enrique Alfaro Ramírez dio a conocer anteayer en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Guadalajara fue si el mensaje que quiso enviar es que su gobierno estará más alineado a la derecha que a la izquierda –como presuntamente se quiere identificar al partido Movimiento Ciudadano– o al centro en cuanto al espectro político.

De los 24 nombres que reveló como futuros colaboradores, 10 de ellos son egresados de universidades privadas, preponderantemente de la Universidad Panamericana (UP), y algunos otros que estudiaron en universidades públicas destacan en su currículum haber realizado una maestría en esta institución de educación superior, ligada a la orden religiosa del Opus Dei.

A la cabeza de quienes cubren el perfil anterior está nada menos que el próximo secretario de Educación, Juan Carlos Flores Miramontes, egresado de la Universidad Panamericana como licenciado en Pedagogía y con maestría en Administración por la misma universidad. Pero, además, ha sido director del Colegio Altamira –cuya formación religiosa se adjudica al Opus Dei– y director de Ingeniería Mecatrónica de la UP.

También es egresada de la Universidad Panamericana, como licenciada en Derecho, Aranzazú Méndez González, quien estará al frente de la Coordinación de Transparencia, mientras que egresados de universidades públicas, pero con maestría en la UP son Anna Bárbara Casillas García (Economía, UdeG), con maestría en Desarrollo Social; Alejandro Guzmán Larralde (Economía, UAM), con maestría en Dirección de Empresas del IPADE; y Esteban Petersen Cortés (Derecho, UdeG), con maestría en Políticas Públicas.

Otros futuros miembros del gabinete alfarista egresados de universidades privadas de carácter religioso son Macedonio Tamez Guajardo, de la Universidad La Salle; Patricia Martínez Barba, de la Univa; Fela Patricia Pelayo López, ITESO; y Diego Monraz Villaseñor, ITESO, mientras que egresados del Instituto Tecnológico de Monterrey –institución privada– son Hugo Luna Vázquez y Alfonso Padilla Pompa, así como Adrián Michel Espino, del ITAM.

Egresados de licenciatura de la Universidad de Guadalajara son Anna Bárbara Casillas García, Enrique Ibarra Pedroza, Juan Partida Morales, Esteban Petersen Cortés, Sergio Humberto Graf Montero, Alberto Esquer Gutiérrez, Fernando Petersen Aranguren, Jorge Gastón González Alcerreca, Abigail Rizo de la Torre y Ana Lilia Mosqueda González; en tanto que egresados de universidades públicas en otros estados son Alejandro Guzmán Larralde, UAM; y David Zamora Bueno, Universidad Autónoma de Coahuila.

Egresado de la Universidad Pedagógica Nacional es Pedro Díaz Arias, mientras que de la Escuela Normal, Baldemar Abril Enríquez.

Como se observa, la formación académica, ya sea en la licenciatura o las maestrías, de no pocos de los integrantes del gabinete alfarista dado a conocer el martes despierta suspicacias en los corrillos políticos sobre la tendencia política que caracterizará al gobierno de Enrique Alfaro que de ninguna manera ha dado señales de ser parte de una corriente de izquierda progresista en temas hoy en las mesas de discusión y en los que su alma máter, el ITESO, ha estado muy activo.

Es cierto que aún no está dicha la última palabra y que lo primero que se debe de ver es el rumbo que ya en funciones tomará el próximo gobierno estatal, y saber hasta qué punto la otra parte del gabinete, aun la que falta por conocer, puede equilibrar una primera tendencia que proyectan muchos de los nombres anteayer revelados. O si, como ha sido su característica desde que llegó al gobierno de Tlajomulco, el pragmatismo seguirá campeando en las decisiones por tomar.

ES TODO, nos leeremos ENTRE SEMANA.

JJ/I