Pemex: despidos y corrupción

Pemex, que algún día fue la empresa más grande e importante de México y de las mayores del mundo, enfrenta una aguda crisis económica, de corrupción y despidos.

Emilio Lozoya, el anterior director de Pemex, enfrenta serias acusaciones de haber recibido 5 millones de dólares de Odebrecht como soborno para la entrega de contratos de obra, pero es protegido por la PGR de Raúl Cervantes y la Secretaría de la Función Pública de Arely Gómez.

Sin dar nombres de responsables o investigados, la Función Pública apenas detectó “irregularidades” por 119 millones de pesos en la adjudicación de contratos a una filial de Odebrecht en la Refinería Miguel Hidalgo, cuando de Brasil llegan noticias de que aquí se repartieron 10.5 millones de dólares de 2010 a 2014.

Aquí, tanto la Procuraduría General de la República, como la Secretaría de la Función Pública, han mantenido toda la información de  Odebrecht oculta y ni siquiera a través del INAI, se ha podido saber los nombres de quienes son los involucrados en el megaescándalo.

Además, Pemex, ahora dirigida por José Antonio González Anaya, ha despedido en el último lustro a 43 mil 230 empleados y para 2018 planea liquidar a 5 mil más, pero sus gastos en salarios serán mayores en 3 mil 415 millones de pesos. ¿Dónde quedó la bolita?

AHORROS

De acuerdo con el paquete económico presentado al Congreso por el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, el crecimiento del PIB en el sexenio no alcanzará ni 2.5 por ciento, cuando se había ofrecido una aceleración en el desarrollo de 5 por ciento como consecuencia de la aplicación de las reformas estructurales.

La triste realidad ofrece sólo alza de 2.5 por ciento para 2018, en un ambiente de incertidumbre, con contratación de deuda por 5 mil 500 millones de dólares y un recorte presupuestal de 28 mil 300 millones de pesos.

Meade, más preocupado ahora por su precandidatura a la presidencia por el PRI que a las finanzas nacionales, prevé una recaudación de 4.7 billones de pesos contra un gasto de 5 billones 236 mil millones de pesos, por lo que el déficit deberá ser cubierto con deuda externa e interna, esta por 470 mil millones de pesos.

Hay condiciones de alto grado de incertidumbre por la renegociación del TLCAN y la estimación de variables difícilmente alcanzables como una paridad pesos dólar de 18.1, promedio en el año, y una inflación de 3 por ciento.

@salvador_mtz

JJ/I