Estromatolitos, los primeros terrícolas

En los primeros cientos de miles de años de nuestro planeta existió una forma de vida llamada estromatolitos. Estas cianobacterias están vivas desde hace 3,800 millones de años y son la evidencia más antigua de vida en la Tierra.

Un equipo de investigadores del Departamento de Industrias Primarias, Parques, Agua y Medio Ambiente de Tasmania (DPIPWE) junto a la Universidad de Tasmania ha encontrado estromatolitos vivos en la cuenca del río Giblin (Tasmania, Australia), Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO. Los científicos realizaron el descubrimiento en montículos de manantiales de agua dulce, mientras estudiaban humedales kársticos, que son suelos con piedra caliza y rocas de carbonato. El hallazgo fue publicado en la revista Scientific Reports.

Su importancia científica

“Es un descubrimiento emocionante porque los estromatolitos vivos anteriormente eran desconocidos en Tasmania”, declaró Bernadette Proemse, investigadora de la Universidad de Tasmania y la autora del artículo. Este descubrimiento revela un ecosistema único que se desarrolló alrededor de montículos primaverales, donde el agua subterránea rica en minerales es forzada a subir a la superficie por la propia estructura geológica de las rocas calizas.

Esto se volvió doblemente interesante cuando luego de un estudio más detallado se reveló que en realidad estos montículos se construyeron con estromatolitos vivos.

El descubrimiento proporciona más pistas sobre cómo lograron sobrevivir durante millones de años para luego desaparecer de casi todos los lugares de la Tierra.

“Los estromatolitos fósiles son la evidencia más antigua de vida en la Tierra”, dijo Proemse.

Estromatolitos fósiles

Estos seres vivos son estructuras laminadas de microorganismos que atrapan y fijan el sedimento o producen la precipitación de minerales. Están formados por microbios fotosintetizadores unicelulares, como las cianobacterias. Además adquieren una gran importancia al constituir una de las primeras pruebas del origen de la vida.

Los investigadores creen que el agua altamente mineralizada es un factor importante en la supervivencia de estos estromatolitos para sobrevivir en este ecosistema, ya que desafía otras formas de vida tales como caracoles de agua dulce. “Esto es bueno para los estromatolitos porque significa que hay muy pocos caracoles vivientes para comerlos”, señaló Proemse.

“El descubrimiento de los estromatolitos vivos en Tasmania es altamente significativo porque son raros a nivel mundial y no se conocían previamente en Tasmania, excepto como fósiles antiguos”, declaró Roland Eberhard, investigador del DPIPWE.

Agregó además que el análisis de ADN de estos seres encontrados son comunidades de microorganismos que difieren de todos los otros ya conocidos.

Las señales de este antiguo ser vivo vienen desde hace 3,800 millones de años atrás.

Hace aproximadamente un año se encontró en Groelandia un fósil de estos estromatolitos y otro estudio luego mencionó cómo la vida compleja apareció hace 1,600 millones de años.

__________

"El descubrimiento de los estromatolitos vivos en Tasmania es altamente significativo porque son raros a nivel mundial y no se conocían previamente en Tasmania, excepto como fósiles antiguos”
Roland Eberhard, investigador

Estromatolitos

Estos seres vivos son estructuras laminadas de microorganismos que atrapan y fijan el sedimento o producen la precipitación de minerales. Están formados por microbios fotosintetizadores unicelulares, como las cianobacterias

3 mil 800 millones de años tienen los estromatolitos en Tasmania

JJ/I