Chivas femenil, en ascenso

La liga femenil en México fue un proyecto que se pensó desde que al inicio de la década de los 70 la selección femenil ofreció buenas actuaciones en el mundial de México 1970.

Sin embargo, las interesadas no encontraron apoyo para que las jugadoras con talento se desarrollaran en una liga profesional.

Así, después de 47 años se inició la Liga MX Femenil, y el resultado ha sido más que aceptable. A nivel local Chivas y Atlas, los dos clubes tapatíos con mayor arraigo, presentaron a sus equipos para participar en la justa deportiva, y ninguno era marcado como aspirante al título.

En el caso de las rojiblancas, que tuvieron una pésima participación en el Torneo de Copa, los augurios eran poco alentadores. Pero había algo claro, al menos hacia el interior del equipo de Luis Fernando Camacho, un ex jugador de Chivas que sólo tuvo un partido en Primera División, y era que al levantar la mano para asumir la responsabilidad de dirigir al equipo rojiblanco no podía arrastrar el prestigio e historia del club.

Si en el certamen copero las rojiblancas habían tropezado de manera escandalosa, en la liga no podían cometer los mismos errores.

El técnico explicaría posteriormente que el descalabro en el Torneo de Copa en parte se debió a que el equipo se construyó a marchas forzadas, y apenas les alcanzó el tiempo para conocerse previo al inicio de dicha competencia.

Digerido el trago amargo, se dieron a la tarea de entrenar y corregir para ofrecer una versión digna de acuerdo al nombre que defendían, y pese a ubicarse en el grupo de los favoritos Tigres y Monterrey, el Rebaño se abrió paso registrando sólo dos derrotas en 14 partidos de la fase regular.

Independientemente de lo que suceda mañana ante Pachuca en el partido de Vuelta de la Final, el desempeño de este grupo de jugadoras ha sido excepcional, en el que destacan Blanca Félix, Daniela Pulido, Arelett Tovar, Priscila Padilla, Andrea Sánchez, Tania Morales, Zellika Arce, Norma Palafox, Brenda Viramontes, y Anette Vázquez, entre otras.

Y como en todo conjunto también sobresalen las individualidades, y una de ellas es la de Palafox, quien hizo virales en redes sociales el festejo de sus goles con un baile al estilo Rodolfo Pizarro.

Pero sin duda, es un grupo ejemplar que se convirtió en una familia, y en el que pocos apostaron por su éxito.

@ofares72

JJ/I