Cierre con picante

(Foto: Alfonso Hernández)

Calentados los ánimos desde mitad de semana por el agarrón del mano a mano que sostendrán los novilleros triunfadores Arturo de Alba y Ricardo de Santiago, hoy se cierra el telón de la temporada en la Plaza de Toros Nuevo Progreso.

Un cartel de mucho sabor es el que se vivirá hoy, con dos promesas del toreo dispuestas a todo, con tal de adjudicarse el título de triunfador del serial y, con ello, el trofeo Manuel Capetillo.

El cartel será un mano a mano de toreos de a pie, dos jóvenes que a lo largo del serial novilleril destacaron en esta plaza.

Uno, por sus dos orejas conseguidas en igual número de presentaciones: Arturo de Alba, tapatío de nacimiento, quien será encargado de poner en alto el nombre de Jalisco, con la consigna de que el trofeo en disputa se queda por fin en esta tierra.

Arturo se dijo motivado y lleno de ilusión por estar en la novillada final, y aseveró que saldrá a por todas, con tal de que ese trofeo se quede en Jalisco.

Las cosas están dadas, y De Alba es consciente del compromiso que le representa estar en el cartel, pues con dos orejas a cuestas y siendo el único representante de Jalisco, la afición, dice, le exigirá más que antes, y para ello está preparado.

Por su parte, el oriundo de San Luis Potosí Ricardo de Santiago se ganó un lugar a pulso en esta final del serial, dadas sus actuaciones destacadas en las dos novilladas en las que tuvo presencia.

A decir del director operativo de la Nuevo Progreso, Jorge de los Reyes, el lugar de Ricardo fue un veredicto que resultó luego de la consulta con peñas taurinas locales y aficionados, quienes decidieron en conjunto que el joven potosino fuera quien disputara el trofeo, esto por sus cualidades para solventar faenas con toros complicados, además de su habilidad para conectar con los tendidos.

Ricardo aseguró que nada está dicho, y sólo hoy se verá al verdadero triunfador. Sabe del peso que tiene el pelear las palmas con un torero de la tierra, pero advirtió: “También en San Luis Potosí se canta mariachi”.

El reto está puesto. Hoy se sabrá si el trofeo escultórico se queda en Jalisco o viaja de nuevo a otras tierras, como lo ha hecho desde 2009, año en el que se constituyó dicho galardón.

FV/I