Tuvo gobernador resbalón: Observatorio

(Foto: Especial)

La terna para fiscal anticorrupción enviada por el gobernador Aristóteles Sandoval con nombres que no cubren todos los requisitos de la convocatoria fue un resbalón que tuvo, justificó el Observatorio Permanente del Sistema Estatal Anticorrupción.

Cecilia Díaz, del Colectivo Tómala, y Carlos Aguirre, de Cimtra, aseguraron que es mejor corregir a tiempo los nombres en otra terna y si fue por presión social.

“Fue un resbalón, vamos a decir, un trastabilleo, un titubeo del Ejecutivo, pero que rectificó de inmediato y que según los expertos se puede corregir de una manera rápida si hay voluntad de los diputados”, comentó Díaz.

Aguirre señaló que los legisladores deben hacer todo lo posible para corregir el procedimiento y lograr que la segunda terna sea legal.

“Tenemos que presionar a los legisladores para que tomen las mejores decisiones con la primera terna que envió el gobernador, para que hagan todo lo que dice la convocatoria y se acate y se reciba la nueva terna del gobernador sin ninguna irregularidad legal”, comentó.

Díaz indicó que es momento para que los Poderes Ejecutivo y Legislativo demuestren el interés de que están trabajando por la sociedad y no por sus intereses.

“Incluso el intentar judicializar, quien lo haga o el partido que lo quiera hacer, ya es de alguna manera lesionar a la ciudadanía que está ávida de tener un Sistema Estatal Anticorrupción correcto, limpio y transparente”, precisó.

El gobernador envió una terna con dos nombres que fueron cuestionados por estas organizaciones sociales: Adrián Talamantes Lobato, presidente del Colegio de Notarios, porque no se presentó en la evaluación hecha por el Comité de Participación Social, y al académico de la UdeG, Rogelio Barba Álvarez, porque tuvo calificaciones más bajas que otros candidatos.

EH