“Es un sueño cumplido”

(Foto: Alfonso Hernández)

Es el triunfador absoluto de la recién concluida temporada novilleril de la Plaza de Toros Nuevo Progreso. El joven novillero Ricardo de Santiago, de San Luis Potosí, asume el triunfo conseguido el domingo como una nueva y fuerte oportunidad en su corta carrera de torero.

“Es un trofeo de peso que gracias a mi entrega pude conseguir”, comenta Ricardo a su manera de concebir el laurel Manuel Capetillo, que le fue entregado de manos de la empresa de la Nuevo Progreso.

La novillada de triunfadores una vez más de la llevó un novillero que no es de Jalisco, y tal y como lo advirtió el potosino en entrevistas previas, el trofeo viajó hasta las vitrinas de De Santiago.

“La verdad es un sueño cumplido, desde que me vi anunciado en la Final supe que tenía la capacidad de pelear por ese trofeo y sobre todo por el título de triunfador de una feria tan importante como la de Guadalajara”.

“Es muy motivante pero no debo estancarme ni agarrarme de esto para perder el sentido de lucha, por el contrario, este trofeo me llena de ilusión para seguir mi camino en esta bonita pero difícil profesión”, confiesa Ricardo una vez que han pasado los días de excitación tras su rotundo triunfo.

Guadalajara es una plaza que abre puertas. Un triunfo en este coso es de repercusión para cualquier torero, y para Ricardo no es la excepción.

“Efectivamente, sé que esta plaza da y quita, por muchas cosas: el toro que se lidia, la proyección a nivel Latinoamérica que tiene, en fin, son muchos factores, y eso me alienta mucho. Es pronto para decir que ya tengo más fechas firmadas tras el trofeo, pero estoy positivo de que así suceda, que las puertas de las ferias se me abran y que pueda consolidar una campaña de novillero de éxito y triunfos”.

Ahora el potosino sigue firme con su entrenamiento diario y a la espera de que las puertas se abran para forjar una temporada novilleril de fuerte repercusión.

Habrá que recordar que la del domingo fue apenas su cuarta novillada con picadores, y aunque es consciente de que hay largo camino por recorrer, reconoce que va viento en popa y podría aspirar, de seguir así, a una futura alternativa el año que entra.

“Es muy motivante pero no debo estancarme ni agarrarme de esto para perder el sentido de lucha, por el contrario, este trofeo me llena de ilusión para seguir mi camino en esta bonita pero difícil profesión”
Ricardo de Santiago, novillero

Un rival de altura

La lucha que sostuvo ante el novillero tapatío Arturo de Alba, Ricardo la define como de muy alto profesionalismo.

 “La verdad es que Arturo estuvo muy a la altura de sus dos novillos, y sinceramente mostró todas sus cualidades. Es un torero que merece mi respeto, somos compañeros y esto es así, el trofeo al final tenía que ser para uno solo, y fui el que lo ganó”.

De Santiago afirma que la tarde del domingo anterior en la Nuevo Progreso fue un momento especial, pues ver que su entrega era retribuida por el público con los fuertes olés que arrancó, para él es “algo es indescriptible”. Edgar Flores

FV/I