¡Cuántos escándalos!

(Foto: Especial)

Este año quedó marcado por varios escándalos nacionales e internacionales que dieron de qué hablar. Entre divorcios, reencuentros, denuncias de acosos sexuales y hasta problemas legales con Estados Unidos destacaron.

A nivel nacional, sin duda, Julión Álvarez la ha pasado mal porque congelaron todas sus cuentas y se le acusa por presuntos lazos con el narcotráfico, según el gobierno de Estados Unidos.

En cuestión de demandas, le llovió a Luis Miguel, pero Marjorie de Souza y Julián Gil marcaron el mayor pleito legal entre demandas por la custodia de su hijo.

Y a nivel internacional, sin duda, los acosos de Harvey Weinstein, Bill Cosby y Kevin Spacey marcaron al espectáculo.

Luis Miguel

Todo inició como una gran idea: una gira de Luis Miguel y Alejandro Fernández compartiendo el escenario, y aunque El Potrillo pagó cerca de 5 millones de dólares a Luismi, él nunca cumplió y decidieron cancelar la gira.

El hijo de Vicente Fernández lo demandó y los representantes legales llevaron el problema a tribunales en juicio penal, y aunque parecía que no habría arreglo, hace unas semanas El Potrillo dijo que llegaron a un acuerdo y terminaba el asunto legal.

En abril de este año, Luis Miguel recibió una orden en California, Estados Unidos, para que indemnizara a su ex mánager William Brockhaus. En ese momento, las autoridades locales solicitaron el embargo de un auto de lujo del intérprete de La chica del bikini azul, el cual está valuado en 300 mil dólares, cubriendo de esa manera sólo una parte del adeudo, el resto deberá ser en efectivo por un total de 595 mil dólares, más 395 mil dólares por gastos de honorarios de los abogados de su ex representante.

Pero su cierre de año parece feliz, ya que lanzó dos sencillos de su nuevo álbum con mariachi y el próximo año se verá por Netflix su bioserie.

Julión Álvarez

El cantante Julión Álvarez fue sancionado el 9 de agosto en Estados Unidos por presuntos lazos con el narcotráfico. Su nombre apareció en una lista del Departamento del Tesoro de ese país.

Aunque ha salido a dar la cara, se presentó de manera voluntaria para pedir que se llegue al fondo del asunto. El escándalo sí le ha afectado en la cuestión económica, en la baja de contrataciones y sobre todo en la falta de permisos para trabajar en Estados Unidos, una plaza que frecuentaba.

Además, también tiene congeladas las regalías de las ventas en plataformas digitales que llegan a cerca de 10 millones de pesos mensuales.

Gabriel Soto y Geraldine Bazán

El truene de Geraldine Bazán y Gabriel Soto se convirtió en el más polémico del año, sobre todo por el arrastre del escándalo de Marjorie de Sousa y Julián Gil.

Soto dijo hace unas semanas que se separó de Geraldine, que estaban en proceso de divorcio y aclaró que no fue por otra mujer.

Geraldine, por su parte, lo llamó mentiroso, aunque no dio nombres de otras mujeres ni detalles de su relación.

Gabriel confirmó que en los 10 años de relación sí le fue infiel, pero aclaró que no fue ni con Marjorie de Sousa ni con Irina Baeva, las dos mujeres con quien se le intentó relacionar.

El protagonista de Caer en tentación pidió respeto a su familia y al proceso por el que atraviesan. Geraldine ha usado su canal de YouTube para mostrar sus más recientes actividades.

Geraldine Bazán y Gabriel Soto se casaron en el 2016 en una ceremonia muy bella, donde se juraron amor eterno y aunque sólo había pasado un año de su enlace, llevaban más de 10 años juntos, en los que procrearon a dos niñas.

Marjorie de Souza y Julián Gil

Quienes han protagonizado un melodrama digno de un TVyNovelas son estos actores, quienes parecían llevar una historia de amor perfecta cuando anunciaron su amor y la llegada de su bebé Matías.

El por qué de la ruptura nunca se supo, pero los pleitos legales iniciaron cuando ella exigió una pensión alimenticia de 11 mil dólares para el bebé y él se quejaba que no lo dejaban ver a Matías.

A estas alturas siguen las demandas, acusaciones, se exigen pruebas de paternidad y parece que el pleito tardará mucho en arreglarse.

Los internacionales

Harvey Weinstein

La caja de pandora se abrió con los casos de acoso sexual por parte del productor de cine Harvey Weinstein. Las primeras famosas que rompieron el silencio fueron Rose McGowan y Ashley Judd, pero pronto se unieron Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Asia Argento, Mira Sorvino, Rosanna Arquette, Cara Delevingne, Léa Seydoux o Kate Beckinsale. La última, la mexicana Salma Hayek, quien aseguró que Weinstein incluso la amenazó de muerte. Esto marcó un precedente en la farándula, donde seguro seguirán saliendo voces en su contra.

Kevin Spacey

El actor estadounidense Kevin Spacey reveló que es homosexual al disculparse públicamente por haber acosado a un colega durante una fiesta hace 30 años.

"Como saben las personas que me rodean, en mi vida tuve relaciones con hombres y con mujeres", escribió en Twitter.

Las declaraciones del actor, mundialmente famoso por su interpretación del presidente estadounidense Frank Underwood en la serie House of cards, llegan después de que el actor Anthony Rapp lo acusara de haberle hecho proposiciones sexuales cuando tenía 14 años.

Esto le ha causado una pérdida de trabajos, entre ellos, su salida de la famosa serie de Netflix.

Bill Cosby

En junio de 2017, el comediante Bill Cosby, que en el pasado era conocido cariñosamente como El papá de Estados Unidos, fue a juicio para responder a tres cargos de abuso indecente agravado.

El juicio, en el que el jurado no se puso de acuerdo para emitir veredicto, se celebró dos años después de que estallara el gran escándalo.

En 2015, en una cadena que parecía interminable, empezaron a aparecer voces de mujeres que alegaron que Cosby las agredió sexualmente en algún momento de su carrera.

Justin Bieber y Selena Gomez

Los caminos de la vida volvieron a reunirlos y todo indica que con más fuerza que nunca. Selena Gomez (25) y Justin Bieber (23) decidieron volver a intentarlo, tras su separación en 2015, luego de cuatro años de romance.

Tras un año muy difícil en el que debió ser trasplantada de riñón, la cantante se apoya en su gran amor y en la fe.

"Tengo 25 años, no 18 ni 19 ni 20. Aprecio a las personas que realmente han tenido un impacto en mi vida. Así que antes quizá podría haber estado forzando algo que no estaba bien. Pero eso no significa que querer a alguien sea algo que desaparezca", explicó Selena Gómez a la revista Billboard.

JJ/I