Nuevo León busca preservar a murciélagos

(Foto: Especial)

MONTERREY. A partir de enero de 2018, esta capital industrial formará parte de un grupo de ciudades en el mundo que cuentan con un proyecto para preservar la vida de más de 10 mil murciélagos, reveló la responsable del programa, Nayelli Rivera.

Refirió que Murciélagos en la ciudad, es un proyecto del colectivo Biodiversidad Urbana Monterrey, creado para garantizar la armonía de la fauna silvestre y la vida citadina, respaldado por el Tecnológico de Monterrey y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Durante el primer mes de 2018 iniciará la instalación de casas diseñadas para ser habitadas por los murciélagos, seres que están gravemente amenazados por el crecimiento de la mancha urbana y el uso de pesticidas, indicó.

Resaltó que “el propósito de este proyecto es proveer espacios para que habiten los únicos mamíferos voladores que hay en el mundo, tanto para su conservación como para la obtención de los beneficios que brindan al medio ambiente de la ciudad.

“El proyecto consiste en la instalación inicial de casitas para albergar un total de 10 mil murciélagos en el área metropolitana de Monterrey, así como en la impartición de educación ambiental para que exista armonía entre dichos organismos y el hombre”, explicó.

Los murciélagos, detalló, son organismos esenciales en el ecosistema, por los servicios ecosistémicos que brindan y dentro de los beneficios obtenidos por el hombre destaca la polinización de alrededor de 500 especies de plantas.

Además, expuso, más de 70 por ciento de los productos agrícolas de Latinoamérica, dependen de murciélagos para su polinización y entre ellos está el agave utilizado para la obtención de tequila, mezcal y pulque.

Indicó que la mayoría de los murciélagos que habitan en el estado de Nuevo León son insectívoros por lo que ayudan al control de poblaciones de insectos que dañan a la agricultura y pueden ser vectores de enfermedades como el Zika, Dengue y Chikungunya.

Algunas especies, dijo, consumen diariamente insectos que equivalen entre 50 y 150 por ciento de su peso.

Un solo murciélago Myotis, que habita en Nuevo León en colonias con cientos de miles de ejemplares, puede llegar a consumir hasta mil 200 insectos por hora, señaló.

Los murciélagos, apuntó, pueden dispersar hasta 100 semillas por hectárea cada noche, lo que permite que la regeneración natural se dé hasta en sitios de difícil acceso para el hombre.

Explicó que la instalación de casitas para promover la presencia de los murciélagos y los beneficios que traen consigo, es una actividad recurrente en países como Estados Unidos de América, Colombia, España, Italia, Alemania e Inglaterra.

Las casitas que serán instaladas en el área metropolitana de Monterrey, agregó, estarán localizadas en los sitios que voluntariamente ceda la sociedad civil.

Sin embargo, aclaró, esos lugares deberán estar a una distancia de menos de un kilómetro de cuerpos de agua y tendrán que ubicarse en alguna pared exterior.

Este proyecto es respaldado por The Pollination Project, organización internacional promotora de proyectos ambientales, que con sede en Estados Unidos de América proporcionó los fondos necesarios para este proyecto.

Mencionó que el ITESM brindó el lugar y las herramientas para construir las casas, en tanto que la UANL proporcionó asesoría especializada.

FV/I