Ataque rebelde deja 4 soldados indios muertos en Cachemira

(Foto: AP)

Cuatro soldados indios y tres presuntos combatientes murieron luego que rebeldes atacaron el domingo un campamento paramilitar en la disputada Cachemira, informaron las autoridades.

Hombres armados y con vestimenta de combate ingresaron al campamento cerca de la aldea sureña de Lethpora el domingo por la madrugada disparando pistolas y lanzando granadas contra el centinela, indicó el vocero de los paramilitares Rajesh Yadav. Agregó que los soldados dentro del campamento respondieron al ataque, que dejó al menos tres soldados heridos.

La agresión inicial causó la muerte de un soldado paramilitar y dejó a otros dos heridos. La policía señaló que refuerzos del ejército y de la policía anti insurgencia rodearon el campamento e intercambiaban fuego con los agresores.

En el combate subsecuente, dos soldados paramilitares más murieron y otro soldado falleció de un ataque cardiaco mientras era evacuado junto con muchos otros que habían quedado atrapados en los edificios residenciales del campamento.

Yadav dijo que las tropas recuperaron los cadáveres de tres presuntos combatientes y buscaban a otro rebelde en un edifico del campamento.

El campamento se encuentra junto a la estrategia carretera que conecta el Valle de Cachemira con la India y cerca de la cadena de mesetas famosas por los campos de azafrán de Cachemira. Además de sus operaciones contra los insurgentes, el campamento funge como un centro de entrenamiento para soldados.

Ningún grupo rebelde que combate a las fuerzas indias se ha atribuido de momento la responsabilidad del atentado.

Los disturbios anti-indios han estallado en Cachemira desde que un popular líder rebelde fue muerto hace más de un año. Además de las multitudinarias protestas contra la India y enfrentamientos que suelen cobrar vidas de manifestantes, decenas de jóvenes de Cachemira se han sumado a los grupos rebeldes, lo que ha generado un aumento en los ataques. El gobierno indio ha respondido intensificando las operaciones anti-rebeldes.

Cerca de 200 combatientes, 75 policías y soldados, y al menos 40 civiles han muerto en actos de violencia este año, el más mortífero desde 2010.

Cachemira está dividida entre la India y Pakistán, y ambos países la reclaman en su totalidad. Los grupos rebeldes demandan que Cachemira sea una, ya sea con Pakistán o como país independiente.

El sentimiento anti-indio es profundo en la población mayoritariamente musulmana de Cachemira y la mayoría de la gente apoya la causa rebelde contra el gobierno indio.

Cerca de 70 mil personas han muerto durante el levantamiento y la consiguiente represión militar india desde 1989.

EH