Fallan controles de quemas agrícolas

Causa. Buena parte de los incendios forestales se debieron a la falta de supervisión oficial de las quemas. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Ni los convenios firmados con 40 Municipios, las capacitaciones o los exhortos realizados a lo largo de 2017 permitieron que el sector agrícola de Jalisco reportara una sola de sus quemas de temporada a sus respectivos ayuntamientos para vigilarlas y evitar que se salieran de control, tal como lo establece la Norma Oficial Mexicana 015 (NOM-O15). Estas prácticas generaron el año pasado 45 por ciento de los 757 incendios forestales que se registraron en el estado, cuya afectación (190 mil hectáreas) ha sido la más violenta de los últimos 18 años.

Si bien Magdalena Ruiz Mejía, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), atribuyó ayer esta omisión a la falta de costumbre de los agricultores para avisar a las autoridades, la especialista en derecho ambiental Raquel Gutiérrez Nájera responsabilizó a la falta de instrumentación de la norma, la cual no establece quién debe vigilar las quemas agrícolas y genera que los distintos órdenes de gobierno se culpen mutuamente por no hacerlo.

En rueda de prensa en la que se dio un balance del año que recién terminó y se adelantaron acciones con miras al estiaje de 2018, Ruiz Mejía y el titular en Jalisco de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), José Manuel Jasso, informaron que se trabaja en una ley estatal de quemas agrícolas que dotaría de dientes a la autoridad ambiental para monitorear de cerca estas prácticas de riesgo, aunque reconocieron que no estaría lista antes del periodo electoral y el inminente fin de sexenio.

“Firmamos convenios con más de 40 Municipios en donde hay un alto nivel de incidencia de incendios forestales para trabajar de manera conjunta, nos sentamos con Seder (Secretaría de Desarrollo Rural), con el sector agropecuario, capacitamos a los delegados distritales, trabajamos con las juntas de consejos regionales de desarrollo rural, pero lo que toca hacer este año es involucrarnos directamente en el manejo de fuego del sector agropecuario”, enlistó la titular de Semadet, quien reconoció que no hubo reportes de los productores agrícolas a las autoridades.

“La ley les obliga nada más notificar y esa notificación no es una costumbre, llegamos nosotros a una capacitación, pero esta ley que estamos hablando de manejo de fuego, de veda y de cómo se debe estar involucrando al sector ambiental, es lo que sigue y nos va a dar operativamente los dientes para poder hacerlo. La ley va a obligar al sector agropecuario a que se reporte al sector ambiental, la ley la estamos trabajando de manera expresa”.

En cuanto a las acciones que emprenderán de frente a un 2018 que se vislumbra igual de crítico que 2017, la funcionaria señaló que este año se invertirán 90 millones de pesos en contratación de brigadistas, basificación de 41 de ellos, compra de equipamiento, renta de aeronaves de combate, estrategias de brechas cortafuego, entre otras. Al inicio de la administración, el gasto en este concepto era sólo de 8 millones de pesos.

Tepopote, aún sin protección

A medio año de que el ITESO y la asociación civil Anillo Primavera entregaran al Ayuntamiento de Zapopan los estudios técnicos justificativos para el decretar área natural protegida mil 200 hectáreas del cerro El Tepopote, que fue intencionalmente incendiado el 2 de abril de 2017 y es corredor biológico del bosque La Primavera, todavía no hay una ruta en donde se vislumbre una próxima declaratoria.

Sin embargo, la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Magdalena Ruiz Mejía, recordó que también por el ámbito estatal se presentó otro estudio técnico que se espera derive en una declaratoria de recuperación ambiental, que debería quedar antes de que termine la administración si es que en Zapopan no se concreta el área protegida.

“Tanto el programa de manejo como el de restauración se suma a que se decrete área natural protegida de carácter municipal, el Municipio escoge la categoría; sin embargo, ya hay dos instrumentos, una denuncia formalizada y trabajo con Ipejal para ver cómo se va a estar prospectando esa propiedad, pero El Tepopote se convierte en un espacio estratégico para el tema de conectividad con La Primavera junto con Ahuisculco”, aseguró.

“Tepopote al final de esta administración tendría, si no una categoría de Área Natural Protegida, desde el estado tendría un programa de restauración”.

Zapopan también se comprometió a proteger la zona en su Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial y en sus Planes Parciales, pues a la fecha, a pesar de su alto valor biológico, se encuentra como reserva urbana; ante esto fue comprado en años pasados por el Instituto de Pensiones del Estado. Sin embargo, por el incendio que sufrió, no está condiciones de urbanizarse por los próximos 20 años. Violeta Meléndez

 

Proporción

Las 190 mil hectáreas forestales que se quemaron en 2017 equivalen a seis veces la superficie protegida del bosque La Primavera. Por esta cifra, Jalisco fue el estado con mayor cantidad de superficie afectada por incendios el año pasado

JJ/I