Promesa cumplida

TRIUNFADOR. El diestro aguascalentense muestra sus trofeos ante los aplausos del respetable. (Foto: Alfonso Hernández)

La primera corrida de la Feria de Aniversario 2018 de la Plaza de Toros Nuevo Progreso tuvo un arranque de lujo.

 Ayer, el coso tapatío vio las dos caras de la moneda, con el triunfo grande del matador mexicano Joselito Adame, quien cosechó cuatro orejas, y un Juli que topó con los peores toros del encierro.

Ante poco más de tres cuartos de plaza, el mano a mano en el coso tapatío lució con gran expectación, pero un encierro compuesto por las ganaderías de Julián Hamdan y Villa Carmela deslució  en su conjunto: mansos, sin emotividad y débiles en su mayoría, ése fue el común denominador.

Joselito lo cumplió. El diestro hidrocálido venía, según refirió en una entrevista previa, por una tarde para la historia, y así lo consiguió.

Adame tocó gloria ante una afición completamente entregada, que aplaudió su labor en sus tres faenas, dos de ellas que le dieron las dos orejas.

Adame pechó con un primer toro de reserva, luego de despitorrarse el primero de su lote, procedente de la ganadería de Marrón. El toro colaboró y Joselito aprovechó cada detalle de bondad de este astado, que fue sobrado de nobleza yle permitió estar en terrenos comprometidos.

Joselito pegó muletazos de calidad, lentos y con son, que le fueron reconocidos por el público, que se entregó por completo a su labor. Si bien tuvo momentos de éxtasis, el de Aguascalientes no ligó tandas, pero en su contraste fue variado, estando muy cerca de los pitones, y tras sepultar en todo lo alto la espada, se le entregaron benévolamente dos orejas.

Y así siguió, en el mismo tenor y en plan grande con el segundo de su lote. Un toro que si bien no estuvo dechado de virtudes, le permitió hacer el toreo; no ligado y sin romper por completo ambos, pero fue suficiente para poner a la afición de pie.

Fuerte se le corearon sus sentidos muletazos por la diestra. Adame mostró ese tranco exacto con la espada, y fue así como remató su segunda faena, para ganarse una vez más dos orejas.

Con el que cerró plaza, Adame topó con un toro de menos opciones, mismo que le propinó una fuerte voltereta, de la cual se repuso para imponerse de valiente manera a un toro débil de remos y que se cayó en más de dos ocasiones.

 Joselito estuvo tesonero, exprimiendo lo más posible al astado. Acabó con su enemigo de entera ligeramente caída y sin efecto, y tuvo que echar mano de la espada corta para matar al burel de tres golpes de descabello.

‘El Juli’, una mala pasada

No fue una tarde de triunfo para Julián López. El madrileño tuvo que lidiar con tres astados de pésimas condiciones, débiles, sin calidad ni trasmisión. Aunque estuvo insistente, el coleta no pudo hallar la manera de ejercer ese toreo poderoso que le caracteriza.

Se fue en blanco y no notable molestia por la mala pasada de un lote de nulas opciones.

Roca Rey, en la víspera

La actividad de la Feria de Aniversario de la Nuevo Progreso sigue su curso el domingo, y la segunda corrida estará encabezada por el diestro peruano Andrés Roca Rey, quien parte plaza al lado de Sergio Flores y Luis David Adame. Ésta es una de las corridas de más expectación, dado el buen paso de los tres alternantes por ferias y plazas de México y el mundo

Exhiben obras taurinas

El ruedo de la Nuevo Progreso se vio decorado para este inicio de feria con la exhibición de la escultora de arte contemporáneo María Bayardo, quien mostró previo a la corrida la escultura de un toro que se colocó justo en el centro del ruedo; la obra viajará en días próximos a Francia. Edgar Flores

JJ/I