Papaya dulce, potrillo sin garras

Corazón abierto

 

Papaya

Lo que hace la banda liderada por Yanara Espinoza tiene encanto. Lo suyo es el pop con mucha influencia ochentera, pero con mayor garbo. Hay muchos teclados, percusiones, coros pegadizos, temas rítmicos y contagioso como Ay, mujer, atmósferas influenciadas por los compositores ligeros de los 70 como Paul Muriat (Trigales), una cumbia peruana (Si tú quieres mi amor) y un hip hop que rompe cualquier forma llamado Amor o sexo. Se cuentan historias dramáticas como La chica del quiosco y se hace rock surf divertido en Soy una macarra. Con Papaya no te aburres, está chido. #SaboreaEsaPapaya

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

Her

Totally Mild

Como el pasado siempre vuelve a pasar, los 90 están renaciendo en aquellos que crecieron escuchando a The Cranberries, Cocteau Twins, Belly y The Breeders. Totally Mild es un revival de dream pop, algunos guiños de la suciedad punketa de esos años y una buena vocalista (Elizabeth Mitchell) que se echa al hombro el peso específico de la banda. Hay canciones bonitas como Underwater y From one another (extremadamente Cranberrie), canciones espaciosas (More con guitarras muy Cocteau Twins) y un pop simple y agradable (Pearl) que es lo mejor que saben hacer. Un buen descubrimiento. #BonitosSueños

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

13th. Avenue South

Travellin’ Brothers

Quien escuche 13th. Avenue South sin saber nada de la banda que lo interpreta, no se imaginará que son de Bilbao, que tienen 15 años tocando y este es su octavo álbum. Este fue un afortunado descubrimiento gracias al TuneIn Radio. Lo que hacen los Travellin’ Brothers es un swing, jazz, blues, de alto calibre, con un ensamble de metales que atrapa si escuchas fuerte A better place, que te pone de buenas con los coros y el sabor gospel de The power of your love y demuestran que aprendieron bien de los papás negros en I believe. Son una pasada. #CorranPorEllos

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

SENCILLOS

Para sacarte de mi vida

Alejandro Fernández y Los Tigres del Norte

Lo que prometía ser un hit, se quedó en un cartucho quemado. Vaya que se requiere talento para echar a perder la colaboración entre los Tigres y El Potrillo, culpemos al empeño de su disquera en tener como productor de cabecera a Aureo Baqueiro, a quien se le ocurrió destrozar la canción de Fato con un arreglo pop-sierreño, le quitó dramatismo a la letra que habla de quitarse la vida por desamor y ese sentimiento se pierde, las voces se oyen distantes, sin química, como si no hubieran grabado juntos, es una plasta sobre otra, una porquería. #QuéChafa

CALIFICACIÓN: GUÁCALA

Más que tu amigo

Juanes

Juanes está como la chinita: se perdió (el chiste es del nivel). Del músico metalero al que fusionaba sonidos latinos con rock pasó a ser parte del homenaje a Marco Antonio Solís El Buki. ¿Cómo con qué justificación?, ¿lo influyó en su infancia?, ¿musicalmente se acerca a sus raíces colombianas?, ¿por estrategia de mercado?, ¿porque lo obligó su disquera? Por las dos últimas seguro. Musicalmente sólo se rescata que las flautas se acercan un poco a algún tipo de música colombiana, pero Juanes se oye ridículo, soso. No nos sorprenda que mañana cante reguetón a como van las cosas. #OtroChafa

CALIFICACIÓN: GUÁCALA

FV/I