Demanda industria del acero comercio justo en América Latina

(Foto: Notimex)

La industria del acero solicitó a los gobiernos de América Latina trabajar de manera coordinada para implementar medidas de prevención, y evitar que la región resulte afectada frente a los cambios estructurales actuales y los efectos negativos que éstos traen.

También, la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) demandó garantizar que se mantengan condiciones de competencia pareja y comercio justo en el mercado de dicha región.

A través de documento compartido por la Cámara Nacional de la Industrial del Hierro y del Acero (Canacero), apuntó que la actividad siderúrgica se encuentra ante una encrucijada por varias situaciones a nivel internacional.

La sobrecapacidad de acero existente que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es de 600 millones de dólares, representa todavía un riesgo para la estabilidad del mercado y la operación de las empresas del ramo, apuntó.

La sobrecapacidad de acero existente "sigue sin tener una solución y el problema se agrava ante anuncios de nuevas inversiones para instalar capacidad adicional”, expuso.

China es el país que lidera el exceso del acero y junto con sus empresas, que son propiedad del Estado, siguen operando en condiciones de “no Mercado”, acentuó.

Señaló que la aplicación de contramedidas, como la Sección 232 de Estados Unidos y la salvaguardas de la Unión Europea y Turquía, distorsionan los flujos comerciales y propician una desviación de comercio que afectará seriamente al mercado regional.

Dejó en claro que la estructura de la industria sufre modificaciones por un creciente capitalismo de Estado, mientras hay empresas latinoamericanas que operan en condiciones de mercado y sin apoyos financieros de los gobiernos.

La Alacero expuso que entre otros problemas se encuentra el comercio desleal de acero -dumping y subsidios-, sin embargo, la aplicación de los instrumentos de defensa comercial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) no ha sido suficiente.

Por ello, el organismo internacional solicitó que sea implementado el mandato de Hangzhou 2016, el cual reconoció el problema estructural y su impacto negativo en los trabajadores y el comercio, así como la necesidad de una solución colectiva.

Además de aplicar de forma efectiva e inmediata la estrategia de los seis principios acordados en la Reunión Ministerial, realizada en noviembre de 2017, puntos que formaron parte del Foro Global de Exceso de Capacidad, añadió en el reporte.

EH