INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Yesterday

¿Qué pasaría si Los Beatles no hubieran existido para el mundo? Esa es la pregunta que detona la cinta Yesterday, de Danny Boyle. No es gratuito el título, la película está íntimamente ligado a la historia que relata el ascenso de un cantante amateur, Jack Malik (Himesh Patel), gracias a las canciones de Los Beatles, las cuales se borran de la memoria colectiva gracias a un extraño fenómeno natural, al igual que otras cosas como el cigarro.

Yesterday es una metáfora sobre cómo la vida moderna ha borrado dinámicas sociales que sucedían con el contacto con el otro, como enamorarse, por ejemplo. La maravilla de la cinta de Boyle estriba en hacer innumerables tributos a la vida que le tocó vivir, desde la relación con la familia, los estereotipos que se fomentan encasa, la música como elemento de relación social y el humor inglés, entre otras. La verdadera broma sucede cuando Malik acude una y otra vez a cerciorarse que muchas cosas que conocían, existen en Internet. Hay miles de adolescentes que no tienen noción de muchas cosas porque no las han visto en Internet o no hay tutoriales para usarlas, lo que implica un imperdonable olvido social provocado por la tecnología. La otra gran virtud es poner en su lugar a la fama, esa que buscan youtubers e influencers a cualquier costo. Malik comienza a maravillar a las masas con canciones que no son suyas, pero su cargo de conciencia lo hace desistir y elegir lo real, el amor, la vida cotidiana.

Hay una entrañable escena donde del protagonista platica con un personaje que evoca a John Lennon con la intención de que el espectador se pregunte ¿qué diría el Beatle más famoso de este mundo y esta dinámica social enferma donde Internet, la fama, el éxito no son más que valores impuestos? Yesterday es una comedia romántica, con muchos momentos de humor hilarantes y no es tan superficial como parece. Es, ante todo, una invitación a educar a las nuevas generaciones con Los Beatles y el mensaje sencillo de que todo lo que se necesita es amor. Es una cinta de principios básicos.

¿Y qué sucederá con nuestro mundo sin Celso Piña? Habrá menos baile, sin duda. Una mala noticia, triste. Quien lo conoció de cerca lo recordará sonriente, con buen humor, su filosofía básica de la vida con esa cercanía al barrio. Su fallecimiento mostró esa cara sucia y miserable de Internet: alguien del equipo médico le pide un video en la plancha de operaciones, que además circuló tras su muerte ¿no es eso bajo, miserable, detestable?

Tan detestable como un supuesto reportero que agrede físicamente a personal del Teatro Diana de Guadalajara porque se le impidió vulnerar la zona destinada para prensa. El sujeto fue puesto en la hoguera de las redes sociales. Danny Boyle tiene razón y Yesterday: “El amor era un juego fácil de jugar” y estamos perdiendo.

@tuamigoFranco

da/i