INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

El pleno del Supremo Tribunal de Justicia del Estado decidió no ir a la controversia constitucional por la reforma que aprobaron los diputados y que promulgó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, con la cual se les obliga a someterse a exámenes de control de confianza y se elimina el haber de retiro. Sin embargooooo, finalmente los cambios a la Constitución local sí serán revisados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación después de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentara una acción de inconstitucionalidad.

Según el organismo defensor, se violan el derecho de acceso a la información y el principio de máxima publicidad, al reservar los expedientes laborales de jueces y magistrados, además de que no se respeta la independencia del Poder Judicial al impedir que los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado y del Tribunal de Justicia Administrativa puedan reelegirse. El tono del gobernador y del coordinador de los diputados locales, Salvador Caro, contra quienes han recurrido al amparo contra esta reforma, ha sido duro. ¿Lo repetirán contra la CNDH? Paramos oídos.

***

Por la falta de acuerdos políticos entre fracciones parlamentarias en la Comisión de Administración, los diputados locales proponen desaparecerla, darle cuello. Así de fácil. Sus facultades las pasarían a la Junta de Coordinación Política, integrada por los coordinadores de cada bancada. Si ellos mandan, pues que también asuman la responsabilidad en la revisión de la cuenta pública y no solamente den órdenes. Ésta fue la conclusión a la que llegó el perredista Enrique Velázquez para presentar disolución de la comisión… y sorprendentemente fue avalada por varios diputados, incluido el titular de la junta, Salvador Caro.

El tema se abordará en comisiones y muy seguramente lo validarán. Sería algo grave, porque sólo demuestran su incapacidad para acordar y hacer política. Recordemos que lo que detonó todo fue la urgencia de transferir recursos entre partidas para poder comprar el terreno del señor Baruqui, por casi 11 millones de pesos. Él les puso plazo y los diputados no se ponen de acuerdo, porque sus coordinadores no bajan la información a sus legisladores de la comisión y porque no hay información completa. Y, así, pues cómo.

***

Alteño, directo y sin tapujos para decir lo que piensa, pues ándele que el cardenal Juan Sandoval Íñiguez lamentó que el gobierno federal cediera ante el narco luego del operativo en el que detuvieron y después liberaron al hijo de El Chapo Guzmán, allá en la tierra de los culichis. “No sabe uno si cedieron por miedo o porque están de acuerdo; cualquiera de las dos cosas son muy malas”, soltó. Esa situación, consideró, refleja ingobernabilidad. Sus apreciaciones las hizo el arzobispo emérito de Guadalajara en la celebración del día de su santo, día de san Juan Capistrano, acompañado de amigos, sacerdotes y feligreses. Ahí quedan sus declaraciones, como van, como coloquialmente se dice.

***

Les queremos contar que el gobernador Enrique Alfaro Ramírez se dijo a favor de la manifestación que encabezaron alcaldes de diversos municipios del país a las afueras de Palacio Nacional, el 22 de octubre, pues resaltó que las demandas son legítimas y necesarias. A pesar de que las negociaciones siguen abiertas y se presume van bien con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, Alfaro no descartó la posibilidad de sumarse a la protesta porque, reveló, hasta munícipes morenistas de Jalisco le confiaron que ya se las vieron negras sin presupuesto federal. ¿Veremos a un Alfaro madrugador afuera de Palacio Nacional protestando con alcaldes jaliscienses? De darse, sugerimos llevar máscaras antigases.

qp@ntrguadalajara.com

JJ/I