INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio 

Ahora que pareciera moda que el gobernador Enrique Alfaro ande de manita sudada con el gobierno federal cuando tiene a los funcionarios cerca, se le vio muy alegre con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo. A risa y risa estaban durante los discursos de funcionarios involucrados en la seguridad pública que se reunieron ayer en el patio central del palacio de gobierno. 

Y a la hora de hablar, ambos se deshicieron en halagos mutuos. El interés tiene pies, dicen por ahí. Alfaro, en su discurso, con una pizca de ¿humildad? y con una dosis de ¿firmeza?, le pidió al gobierno de México, a través de Durazo, que sea generoso en el presupuesto en materia de seguridad, porque su Policía Metropolitana apenas va agarrando vuelo y necesita tooooodaaaaaa la ayuda del mundo y el universo (bueno, no lo dijo así, pues) para funcionar. 

Y sí. En su intervención, Durazo le dijo que tomaban muy en cuenta a Jalisco y que harían el esfuerzo desde la Federación para apoyar al estado, aunque no se animó a decir cifras o establecer detalles de esa bonita relación presupuestal. Faltó ese detallillo. 

*** 

Escribamos ahora de pesos y centavos. Además de la deuda pública, el gobierno del estado tiene otros compromisos que el próximo año le implicarán más de mil 243 millones de pesos. Esta cantidad es el equivalente a la mitad de lo que se abonará en 2020 por concepto de deuda. Es decir, nada más de pasivos habrá que pagar 3 mil 666 millones de pesos. Para decirlo di-rec-ta-men-te, con contratos por arrendamientos, como el de A Toda Máquina, se convierten en una especie de deuda, porque no hay de otra más que pagarlos. 

*** 

Chuy Medina se olvidó de las formalidades, pero también del reloj. En su último discurso como presidente de la FEU dejó muy en claro lo que es ya no tener responsabilidades al frente de la organización. Pasó de ser el presidente a una especie de actor de standup; y es que su discurso, más allá de los agradecimientos, presentó algo así como una rutina para fábrica de risas. En su afán por justificar el seguramente arduo trabajo que tuvo durante tres años al frente de la FEU, Medina Varela mencionó su calvicie, como consecuencia de entregar todo. 

Y así, sin pensarla, su apariencia relajada alcanzó para burlarse incluso de la calva del alcalde tapatío, Ismael del Toro, quien quiso entrar por la puerta trasera al llegar 20 minutos tarde al evento, pero no contaba con que Chuy ya lo había evidenciado preguntando al micrófono: “Por cierto, Del Toro, ¿no ha llegado?”, causando la ola de risas de miles de universitarios y del presídium. Pero las burlas de la calvicie alcanzaron hasta el rector de la UdeG, Ricardo Villanueva, quien también, dijo Jesús, entregó todo… en la FEU. 

*** 

El que ayer puso pinto y colorado al ex magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Celso Rodríguez González, fue el secretario general de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza. “Es un ejemplo de lo que no debe de ser un servidor público, carente de ética, carente de todo principio moral”, fue la declaración que le recetó el segundo de a bordo del gobierno del estado al ex presidente del órgano judicial en Jalisco. 

“Es el único caso en toda la historia del notariado de Jalisco, desde 1824 en que a un fedatario se le retira su fiat, porque mintió, bajo protesta de decir verdad, cuando fue designado como tal”. ¡Gulp! Que Celso se vio forzado a ir por sus bártulos este fin de semana, porque perdió la suspensión definitiva después de una permanencia de más de dos años usando recursos legales, ¡sopas! Hacía rato que no escuchábamos la palabra leguleyadas, mismas que dijo Ibarra son a las que recurrió Rodríguez González para mantenerse en el cargo. ¡Pum! 

qp@ntrguadalajara.com

jl/I