INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio 

Los medios informativos y los periodistas hacen su trabajo cuando informan, opinan, investigan. En su cobertura de las fuentes, cualesquiera que sean, su función no es la de meros transcriptores de lo que declara alguien; su responsabilidad es, también, averiguar o cotejar si aquello que informó una autoridad es información veraz, precisa, actual. 

Eso hizo un conjunto de reporteros de siete medios al analizar el primer informe del gobernador Enrique Alfaro. Con la capacitación y seguimiento del equipo de Verificado eligieron 34 frases verificables emitidas por el mandatario el 6 de noviembre ante el Congreso del Estado. 

Lo que encontraron al contrastar lo afirmado por Alfaro con bases de datos públicas, estadísticas y el apoyo de especialistas fue que de las 34 frases resulta que 12 son información falsa (así, como lo leyó), siete son verdaderas y 15 son “engañosas”. Es decir, que el gobernador expresó mentiras y aseveraciones que se prestan al engaño en esa muestra seleccionada. No rindió cuentas claras, sino ma-ni-pu-la-das. Así de claro. El trabajo del equipo de periodistas, la información verificada, circuló ayer desde temprano en los medios y en las redes sociales y… ¿qué creen que sucedió? 

*** 

Antes digamos que Verificado es una “propuesta de periodismo de investigación basada en el fact cheking o verificación de hechos, y se refiere a la labor de confirmar y comprobar hechos y datos que se usan en los discursos (sobre todo los políticos) y en los medios de comunicación y otras publicaciones”. Su sitio es verificado.com.mx 

Pues bien, Verificado denunció ayer en Twitter “la presión ejercida por @EnriqueAlfaroR y su gobierno a los medios participantes en la verificación de su 1º Informe”. Lamentamos, añadió, “estas prácticas que coartan la #LibertadDeExpresión en un México tan necesitado de medios libres #CensuraDeAlfaro”. Están documentadas peticiones expresas de la autoridad estatal a los medios participantes para dejar de dar difusión al ejercicio de verificación, indican los periodistas. Se trata de una vil censura, la cual es en el fondo una de las expresiones de un gobierno intolerante y autoritario. 

*** 

Los diputados locales obligaron al auditor Superior del Estado, Jorge Ortiz, a acudir a todas las mesas de la glosa en el Congreso del Estado, cuando ninguno de ellos lo está haciendo. Algo insólito, porque ni habla y por consiguiente no pregunta; sólo escucha y toma nota. Quizás sea el más aplicado poniendo atención, cuando hay otros que sólo platican, ven el celular o se toman la foto. 

Quizás los diputados se estén desquitando de alguna observación de cuenta pública. Y ahora el que hizo ayer el día de campo más agradable fue el morenista Bruno Blancas, al señalar que al parecer todo está bien en Alfarolandia, según lo reportado en la primera mesa de desarrollo económico. Eso vimos y escuchamos. 

*** 

Total que hoy termina la glosa. Arranca temprano, bueno, no tanto, a las 10 horas, con las secretarías y dependencias agrupadas en la Coordinación Estratégica de Desarrollo Social ante diferentes comisiones legislativas. 

Luegoooooo, a las 17 horas, al último, cuando los legisladores quizá estén pensando en acudir a la cantina aledaña, en un viernes que ya huele a pachanga, se programó la última glosa que es, precisamente, la que abordará el tema que trae de cabeza a Jalisco: la inseguridad pública. Comparecerán los titulares de la Comisión Estratégica de Seguridad Pública, la Fiscalía Estatal y la Secretaría de Seguridad. Alguien de esta vecindad sospecha (jajajajajaja…) que fue intencional (jajajajaja…, perdón). Luego de escucharlo, ya le bajamos dos rayitas a su ingenuidad política. 

 

jl/I