INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Zapatistas en Europa

A estas fechas los zapatistas integrantes del pequeño destacamento marítimo del Escuadrón 421: Lupita, Carolina, Ximena, Yuli, Bernal, Felipe y Marijose, cuatro mujeres, dos hombres y una otroa, están a punto de cumplir 90 días en Europa, primera parada, digamos, del largo recorrido que pretenden hacer por el resto del viejo mundo. Durante esta su estancia han recibido múltiples muestras de simpatía. Ellos en su afán de seguir aprendiendo han ido recogiendo muchas historias de resistencias y rebeldías europeas, objetivo central de su travesía. 

El resto del escuadrón viajaría en avión. Ellos serían nombrados primero como la compañía aerotransportada y al final, gracias a las reacciones racistas de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), encabezada por Marcelo Ebrard, no lo lograron, pues al parecer no se dignó a atender a tiempo las inconformidades plateadas por los zapatistas para expedirles a tiempo los pasaportes y así poder salir del país legalmente y llegar el 13 de agosto a la ciudad de Madrid para participar en la manifestación en la Plaza del Sol para advertir que ellos no fueron conquistados 

Ahora nos enteramos de que, finalmente, después de resolver múltiples trámites, obstáculos y problemas, la compañía aerotransportada, llamada La Extemporánea, finalmente podrán viajar desde la Ciudad de México rumbo a Europa el 13 de septiembre. Aterrizarán el 14 de septiembre en el Aeropuerto Barajas, de Madrid, y de ahí transbordarán hacia la ciudad de Viena, Austria. Unos días después se incorporarán las delegaciones del Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua. 

Sólo de pensar en el número de personas que estarán participando en esta acción delirante, como ellos la definieron, se puede calibrar el gran esfuerzo que están haciendo los zapatistas. Van muy bien organizados y el número de personas es suficientes para armar 28 equipos que ellos nombraron como de “escucha y palabra”, uno de juego y travesura (a ver con qué nos sorprenden) y un coordinador. De esta manera podrán estar de manera simultánea 28 lugares diferentes. 

No sería raro que una buena cantidad de personas acompañen a La Extemporánea cuando viajen por carretera de San Cristóbal de las Casas a la Ciudad de México. Se podría esperar también que en la CDMX se organice una gran despedida el 13 de septiembre, cuando se dirijan al Aeropuerto Internacional Benito Juárez. 

Pues bueno, los zapatistas ya completos, por fin, tienen fecha para irse a Europa, pero no por eso se desligan de las luchas en defensa de la vida en México. Por ello han declarado su acuerdo de dedicar “este esfuerzo completo de la travesía a todas las desaparecidas, a las familias que sufren su ausencia y, sobre todo, a las mujeres y hombres que luchas por encontrarlas y conseguir la verdad y justicia que todas necesitamos y merecemos”. Así lo afirmo el Subcomandante Insurgente Moisés, coordinador general de la Travesía por la Vida-Capítulo Europa, en su comunicado el 30 de agosto. 

Es significativo que sus equipos de trabajo se llamen de “escucha y palabra”. Lo es porque indican claramente los objetivos que tiene la travesía. Cruzarán el Atlántico para escuchar la palabra de otras culturas. Quieren escuchar, además, sus corazones, latir con ellos y compartir. Quieren mirar sus rostros y ojos de colores diferentes y escuchar las tonalidades de sus lenguajes. Quieren ver cómo en esos otros mundos se mueve la gente; cómo en la vida cotidiana los europeos afrontan sus necesidades y qué planes tienen para intentar resolverlos. Será poco o será mucho, pero a eso van a Europa. 

rsj39838@yahoo.com

jl/I