INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Expectativas

Mañana, el Banco de México anunciará su tasa de interés de referencia. La expectativa es que la misma bajará al menos a 7.75 por ciento. Si esta baja ocurre, habrá incentivos de corto plazo para aumentar la oferta monetaria y los créditos. Más aun, habrá incentivos de mediano plazo para promover la inversión y el crecimiento económico.

Las razones que explican la mencionada expectativa son internas y externas. Las primeras se vinculan a la desaceleración de la inflación y de la economía nacionales. Las segundas, y las más importantes, se vinculan a las recientes bajas que han experimentado las tasas de interés de la Fed.

Mi pronóstico sobre las tasas nacionales es que no aumentarán en lo que resta del año. Esta afirmación la justifico con base en relativa sintonía de las políticas monetarias mexicana y estadounidense. Incluso es posible que se anuncien nuevas bajas tras las reuniones del Banxico del 14 de noviembre y del 19 de diciembre

En mi opinión, las políticas de la Reserva Federal podrían generar oportunidades para México. Las políticas podrían incentivar el crecimiento del país, así como la demanda de bienes mexicanos. La Reserva Federal, por tanto, podría coadyuvar a promover las exportaciones y el crecimiento económico de nuestro país.   

Evidentemente, toda política monetaria conlleva riesgos. La sincronización de las políticas de ambos países puede no ser viable en el largo plazo debido a las diferencias entre sus economías. Asimismo, debe recordarse que los objetivos de la Reserva Federal y el Banxico no son los mismos. Por tanto, sus decisiones obedecen a lógicas diferentes.

Finalmente, debo enfatizar que mi pronóstico para mañana es que el Banxico disminuirá su tasa de referencia. Sin embargo, también debo enfatizar que el anunció que haga el Banxico será determinado en buena medida por las decisiones de la Reserva Federal. No será el resultado de ninguna estrategia de desarrollo nacional ni, mucho menos, sexenal.

Correo: starp2000@yahoo.com

JJ/I