INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Los ciudadanos se apuntaron ayer un gran triunfo. El grupo de habitantes de Tlaquepaque que peleó arduamente por que el predio ubicado en las inmediaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se convirtiera en un bosque urbano, lo logró. Lo logró. Lo logró. Meses de trabajo de limpieza, de manifestaciones, de movilizaciones, de siembra de árboles, de colocación de mobiliario y muchas acciones más, todas financiadas por ellos mismos, rindieron fruto. 

El mismo gobernador Enrique Alfaro confirmó que será un área verde y no un corralón, y que se invertirán en un vaso regulador y en equipamiento 23 millones de pesos. Ciudadanos al alza. 

*** 

A toda costa, el equipo que rodea al gobernador Enrique Alfaro Ramírez impide que representantes de medios de comunicación se acerquen a él. Ayer, durante la visita que hizo al Bosque Urbano en Tlaquepaque, un inquilino de esta informadora vecindad intentó que, por lo menos, resolviera una de tantas y tantas dudas que hay sobre el famoso botón de emergencia y sus dudosos indicadores. 

La tarea fue una o-d-i-s-e-a. Poco a poco las barreras humanas a su alrededor impiden que se le cuestione, ante su ya conocida intolerancia a las preguntas que percibe incómodas. Aun así, al pasón, lanzamos una interrogante y, al parecer, también presenta problemas auditivos, ¿o qué? Total, fuimos de nuevo ignorados por el mandatario que poco atiende a medios informativos críticos. 

*** 

Érase que se era un youtuber que tenía dos guaruras. Su nombre era Alfredo Valenzuela y tenía 1.4 millones de suscriptores en su canal dedicado a ostentar carros placosos y escabullirse de la policía en eventos de arrancones clandestinos. Hasta que un día en Zapopan, cuenta la historia, se le acabó la suerte cuando estaba a punto de empezar a grabar su contenido para YouTube. Lo torcieron y se llevaron ocho vehículos que participaban en el evento de arrancones. 

Claro que es completamente normal que alguien tenga dos escoltas y que los fulanos traigan pistolas, y por eso es que la reacción de sus fans fue pedir la inmediata liberación del aclamado famoso. Liberen a Barrabás, gritaba la turba. Por suerte que no se llevaron los vehículos por sorprenderlos in flagranti corriendo a toda velocidad, sino porque tenían las placas mal puestas y los vidrios polarizados. Fin de la historia. 

*** 

Al grito de ¡auxilio!, vecinos de la zona Centro de Guadalajara piden a las autoridades tapatías poner especial atención a los repetidos y cada vez más frecuentes problemas de inseguridad que aquejan a quienes viven a solo unas cuadras del primer cuadro de la ciudad. 

Lo cotidiano son chapas forzadas, excremento en las puertas, ventanas quebradas y todo tipo de actos e intentos de los pillos por ingresar a los hogares. ¿La Policía? Ni sus farolas, pues colonos aseguran que, aunque les llamen, no van. O sea… 

*** 

La ex delegada de Desarrollo Social Gloria Rojas Maldonado aprovechó una publicación en Facebook del ex alcalde de Tonalá Jorge Arana para cobrarle adeudos por la colegiatura de un año del hijo de ambos. El también ex diputado local presumió unas fotografías de una reunión y en los comentarios, quien fuera su compañera de Legislatura le mandó una lista de lo que debe: un año de colegiaturas, recargos, útiles y reinscripción, con la petición de pasar “a pagar en la escuela de Edurare (sic)”. 

Cuando el reclamo se hizo viral, Rojas Maldonado lo borró. Por la noche Arana le respondió con un video y dijo que nunca ha dejado de cumplir con sus obligaciones y no se quedaba con nada, aclarando que no hablaría mal de una mujer a la que respetaba, porque es un caballero. (Si Arana fuera del CPS, ¿también sería pretexto para atacarlo?). 

qp@ntrguadalajara.com

jl/I