INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Recuperar lo perdido

En una entrevista que José López Portillo dio en los primeros años del gobierno de Miguel de la Madrid afirmó que él fue el último presidente de la Revolución, con lo que advertía de la entrada del neoliberalismo que privó en el país hasta 2018. 

Ahora con la reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la definición de estar con los anhelos de la Revolución mexicana o a favor de la derecha neoliberal es la disyuntiva. 

En el Partido Revolucionario Institucional (PRI), surgido justo de la Revolución, se gesta un enfrentamiento entre sus militantes de derecha y los que aún conservan el espíritu social que dio vida al órgano político. 

Curiosamente, de estos priistas dependerá que se alcance o no la mayoría calificada que requiere la reforma eléctrica para recuperar el control nacional de la generación, distribución y comercialización del fluido eléctrico. 

Aún existe una fuerte corriente priista que desea regresar a los principios revolucionarios, pero ellos deberán dar la cara y con lucha abierta abogar por los cambios constitucionales que permitirán al país recuperar lo perdido. 

La iniciativa que nacionaliza la electricidad está ya en el Congreso, y serán los votos de diputados y senadores los que abran o cierren el paso. 

Hablar con claridad de los beneficios que traerá esta reforma es indispensable para que la sociedad completa sepa qué es lo mejor para el país, porque dejar que el sector privado mantenga el control sería permitir que esta riqueza se concentrara en unas cuantas manos. 

Es claro que a las empresas lo que les importa es incrementar sus utilidades y no el beneficio social. 

Ahorros 

De alarma lo dicho por la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, sobre mover al menos a la tercera parte de su personal para poder limpiar este organismo. 

A ese grado es la penetración de la corrupción sistémica contra la que se lucha, y la propia Buenrostro informó que a la fecha se han denunciado a 3 mil 157 empleados del SAT, de los cuales, 753 trabajadores en las aduanas o en áreas vinculadas a éstas han sido denunciados por contrabando. 

En el SAT hay 35 mil empleados, pero lo trágico es que un tercio de ellos están carcomidos por la corrupción. 

Es penoso lo que acontece, pero no se debe bajar la guardia hasta depurar la institución. 

salvadormartinez@visionmx.com

Twitter: @salvador_mtz

jl/I