INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Ayer se cumplieron siete años de un caso paradigmático de feminicidio en Jalisco, el de la académica de la UdeG Imelda Josefina Virgen Rodríguez, asesinada en 2012. Resulta que a estas fechas continúa “sin una sentencia firme”, informó en redes sociales su abogada, Alejandra Cartagena. Explicó que hace un par de semanas, tras dos meses de practicar la última audiencia en la causa penal, el juez décimo de lo Penal dictó sentencia de 50 años al ex esposo de la víctima y a sus cómplices, Gilberto Enrique N., David Calzada N. y Sergio N., por considerarlos responsables de los delitos de parricidio y violación, y a Josselyn Juviana N., a 28 años, por su participación en el parricidio.

En un caso seguido por colectivos feministas, la familia y amigos de la víctima, la abogada señaló que el juez omitió pronunciarse por una reparación integral del daño desde una perspectiva de género. Concluyó la primera instancia, pero sigue vigilar que la sentencia “sea íntegramente revisada en una segunda instancia” por magistrados del Supremo Tribunal de Justicia, tras los recursos de apelación. Se avanzó en el paso a una nueva sentencia, ya que la dictada hace dos años fue anulada, pero no es definitiva e implica “seguir en este laberinto burocrático en el cual hemos permanecido por siete años”. Por ello, “nos damos cuenta que esta dilación en los procesos proviene de un sistema que se encuentra convenientemente rebasado para provocar cansancio, desistimiento, interés y que no se generen la magnitud de los cambios necesarios”. (¿Escucharán en el Poder Judicial del estado?).

***

Lo malo no es que el blanquiazul haya perdido el poder o que no tenga suficiente presupuesto como otros años, sino que por eso ya como que en su interior no les importa que sus eventos salgan bien. Lo decimos porque el PAN Jalisco organizó ayer un torneo de ajedrez que dejó mucho que desear por su falta de seriedad pese a la buena asistencia. La comunidad ajedrecista respondió a la convocatoria gratuita, incluso sin saber qué tipo de premios habría y la respuesta fue una competencia desorganizada.

El árbitro oficial llegó una hora tarde y retrasó su arranque, las medallas estuvieron mal hechas porque no distinguieron categorías ni lugares y las camisetas que iba a regalar eran de un evento que había sido antes de una carrera. ¿Y el dinero de los premios? Pues el responsable ya no apareció porque sólo alcanzó para un diploma en papel que con mucho gusto recibieron los ganadores, pero quedaron a deber a los participantes para que se llevaran sus medallas de participación porque las hicieron mal y porque dizque no tienen dinero para premiar. Así que sólo sirvió para la foto y presumir en su anuario.

***

Que de la refundación pasamos al refundengue. Eso mientras esta semana tendremos máááássss información de máááááássss casos sobre cómo los mosquitos se dan vuelo toooodos los días en los espacios visibles y posibles de la corporeidad humana… Que las fumigadas y la citronela les hacen los mandados…

***

Pues que el ex delegado federal en Jalisco Carlos Lomelí no da su brazo a torcer y asegura que con dos amparos podrá levantar restricciones a sus empresas… Y que regresará a su cargo…

***

Jacinto Cenobio ya tiene su casa cultural. La inauguró, en Autlán, su progenitor Pancho Madrigal. No sabemos si exhibirán su mecapal.

***

Y seguimos cantando: “Algo me arrastró hacia ti como una ola, y fui y te dije ‘hola, qué tal’…”; “el triste todos dicen que soy, que siempre estoy hablando de ti…”; “lo que no fue no será, ya no vuelvas a buscarme…”; “estoy preso entre las redes de un poema, eres tú quien me puede ayudar o me condena…”, y así con José José… así.

qp@ntrguadalajara.com

JJ/I