INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Se prendió el cerro. Si ya se había politizado la vacunación, ahora toca el turno de los incendios forestales.

El gobernador Enrique Alfaro Ramírez, misma figura que presumió “claro y de frente” que no se metería en el proceso electoral, ahora ve conspiraciones políticas en todos lados.

Ahora los sótanos del poder “para desestabilizar su gobierno” se trasladan a los bosques cercanos de la ciudad. Sin prueba alguna, pues no hay detenidos y las investigaciones apenas iniciarán, aseguró que los siete incendios del martes por la tarde fueron provocados con “fines políticos”.

Eso sí, Alfaro usó su video matutino para reafirmar su postura de que a su gobierno “no le toca” cuidar los bosques. Casi casi dijo que nos hizo un favor en enviar brigadas a apagar las llamas.

¿Será que reconoce la artimaña para hacerlo quedar políticamente mal como gobernante porque bien que ha practicado esas triquiñuelas?

***

Pablo Lemus subió un video advirtiendo que el gobierno federal está operando una campaña de difamación en su contra desde la… Ciudad de México.

Desde esta vecindad extrañamos su tono festivo y dicharachero de la campaña. Su “ánimo Guadalajara” lo dejó para mejor ocasión: se le veía muy serio, hasta medio enchilado.

Dio a entender que esa estrategia es producto de la desesperación de los morenistas porque va arriba en las encuestas y quieren desprestigiarlo con herramientas “fiscales, legales y mediáticas”.

De hecho, llorando antes de que le peguen, hoy dará una rueda de prensa bien tempranito para anunciar acciones en “defensa de Jalisco” y, dicen las malas lenguas, adelantará los supuestos detalles que tiene en su contra el SAT. Lo que es cierto es que amanecerán con las cuentas congeladas.

Se dice… se comenta… que la “investigación” de las autoridades federales es similar a la que siguen contra el candidato naranja para la gubernatura de Nuevo León, Samuel García, por presuntos delitos fiscales y supuestas operaciones con recursos de procedencia ilícita.

***

Lo que pasa en el Semefo, se queda en el Semefo. La opacidad reina en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

El informe de la crisis forense en Jalisco que presentó Cepad pone en evidencia al gobierno de Jalisco y a todas las instituciones por no colocar en el centro a las víctimas. De entrada, lo que le piden es que reconozcan la crisis humanitaria que ha provocado la incapacidad para identificar a las personas fallecidas y darles un trato digno. Ya, mínimo, que reconozcan que no pueden.

De ahí para adelante ya todo es reparar todo lo que está roto en las distintas instancias de gobierno: contratar a la gente que se necesita, que rindan cuentas y permitan la participación de la ciudadanía, que capaciten y profesionalicen a los peritos, que se coordinen para trabajar, que no manden inhumar los cuerpos hasta que tengan completo todo su expediente para identificación.

Parecen cosas que tendrían que hacerse por sentido común, pero es lo que no se ha hecho.

***

¡Tabachines se defiende!

Siguen sin agua, pero también sin soluciones. Vecinos de Tabachines siguen montados en su macho y, advierten, nadie los va a bajar. El Siapa no ha cumplido con lo prometido la semana pasada y sólo les dio atole con el dedo. Al menos esa es la percepción de los inconformes, quienes ya cumplieron una semana postrados en las tomas de agua alrededor del pozo para evitar que le saquen más líquido.

Las respuestas del Siapa son nulas. Los colonos exigen y retan al director del organismo, Carlos Torres Lugo, a que vaya y dialoguen. Pero, la neta, es como pedirle peras al olmo porque al parecer la escasez de agua en ésta y cientos de colonias más… es un cuento de nunca acabar.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I