INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

¿Han visto un dedo índice oscilando de izquierda a derecha, de derecha a izquierda? Efectivamente, comunicando un no, una y otra vez, cual péndulo al revés de un reloj. Bueno, pues imaginen al gobernador Enrique Alfaro oscilando ese dedo mientras daba su mensaje anoche en cuanto a qué sigue para enfrentar la pandemia, y lo que informó es: no hay condiciones en el estado para abrir más giros como antros, no existen para abrir los estadios al público y no las hay para el regreso a clases presenciales. 

Y el cuarto “no” fue que no oprimirá el botón de emergencia. Eso sí, en resumen, no se abrirán nuevos giros. También les dijo a los 125 presidentes municipales que no le hagan al loco ni al desentendido… perdón, no lo dijo así. Sí les pidió “con toda claridad” que “vuelvan a aplicarse a fondo en la vigilancia de los protocolos de seguridad” de las actividades económicas. Ante el diagnóstico, más vale adoptar las medidas sanitarias conocidas. Y que nadie le haga al tío Lolo. 

*** 

Como llamadas a misa. Son pocas las denuncias que Morena Jalisco ha interpuesto contra Movimiento Ciudadano y los funcionarios naranjas y que han tenido eco. Nadie las pela. Ni la fiscalía anticorrupción ni la Contraloría del Estado ni las instancias federales… nadie. Pero los morenos siguen tercos en sus denuncias, muchas de ellas basadas en cartas bajo protesta de decir verdad, es decir, sin documentos probatorios. Esto ya les acarreó algún problema legal. 

Ahora denunciaron ante la Fepade, la que dice perseguir delitos electorales. ¿Tendrán eco ahí? Lo más seguro es que no. También es con cartas bajo protesta de decir verdad. Acusan en esta ocasión a más de un legislador naranja de usar el programa Jalisco Te Reconoce con fines proselitistas; algo así como cuando los naranjas acusan de lo mismo a los morenos de utilizar el programa Jóvenes Construyendo el Futuro. O sea, gitanos leyéndose las cartas. 

*** 

Falleció el ex alcalde tapatío y empresario Enrique Dau Flores. Ingeniero civil, era presidente municipal cuando ocurrieron las explosiones del 22 de abril de 1992. Detenido con otros funcionarios, permaneció encarcelado poco más de medio año en el penal de Puente Grande. Ocupó diversos cargos, el último de ellos en la administración de Aristóteles Sandoval, como titular de la Consejería General del Poder Ejecutivo. 

De hecho, Aristóteles Sandoval mandó sus condolencias a la familia y apuntó que Dau Flores, en su momento, guio sus pasos y le brindó amistad desinteresada. Seguro que mucho aprendió de quien era hombre de poder en decisiones relacionadas con infraestructura y políticas públicas del agua. En el PRI y en el estado, en los sectores empresarial y profesional, lamentaron su partida. 

*** 

¿Se imagina que, en su cochera o patio, de pronto cayeran cenizas de cadáver, puntitos negros que vuelan en cámara lenta, cual película del maestro Alfred Hitchock? No, no es una historia de ultratumba, es la realidad que padecen a diario los vecinos de las colonias Prados Tlaquepaque y Colonial Tlaquepaque. Y como están hartos y preocupados, exigen al ayuntamiento, aún sin respuesta, que ponga en su lugar a dos crematorios ubicados en cada una de estas zonas. 

Las autoridades se han mantenido calladitas; claro, como no les llega el olor a muerto tres veces al día, pues pa’qué se apuran. Ya lo advirtió hasta un especialista, que eso, sin duda, es un riesgo para la salud. La omisión de la autoridad municipal quizá tenga que ver con la proximidad del Día de Muertos, y aunque le suene a humor negro, con eso los colonos batallan en sus hogares, todos los días; vivir entre humaredas espesas, olores a hueso quemado, y de paso, hasta restos de ceniza. Cual guion de Stephen King. 

qp@ntrguadalajara.com

jl/I