INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

El cumplimiento de las medidas sanitarias por la pandemia de Covid-19 significó también una gran oportunidad para que en el gobierno del estado se fueran de compras sin control del gasto y sin criterios sobre las características de lo que adquirieron. Al igual que con el resto de las adquisiciones con cargo al fondo Covid, las de cubrebocas, gel antibacterial y sanitizante se fraccionaron se compraron los mismos productos a diferentes precios y a todo tipo de proveedores.

En la lista de facturas revisadas se pueden encontrar desde las grandes compras de secretarías como la de Salud y la del Transporte, hasta la de una funcionaria de la Jefatura de Gabinete a quien le pesó pagar de su bolsa 45 pesos. Las evidencias están en un sitio oficial del gobierno estatal. A menos que esos documentos sean “mentiras” e “inventos” (Enrique Alfaro dixit).

***

Los diputados locales no pudieron nombrar ayer a ocho consejeros ciudadanos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Se les atoró el dedo, que diga, el carro, pese a que tenían de dónde escoger y todo por no nombrar a unos. Se evidenció tanto la falta de acuerdos que ni siquiera les hablaron antes a los que iban a ser designados y no alcanzaron a tomar protesta. También quedó claro que los diputados no querían quedara como consejera alguien crítica como Guadalupe Aguilar, de la Fundación por Nuestros Desaparecidos Jalisco, y burdamente la dejaron fuera; sobre todo la fracción de Movimiento Ciudadano (MC), que hizo lo posible para que no quedara y no quedó.

Maniobreros, pues, los legisladores naranjas, que no valoran el trabajo y la experiencia de quien desde hace años es una de las madres con un hijo desaparecido y que puede aportar mucho en la defensa de los derechos humanos. Habrá que confiar en que los nuevos consejeros ciudadanos tengan una postura crítica y no de comparsas, ni de la comisión ni del gobierno estatal. No perciben ningún ingreso económico, pero tienen un importante papel por delante.

***

Otra maniobra burda (tosca, grosera, dice la RAE) fue la decisión en el Congreso del Estado sobre cómo se evaluará la propuesta de reforma a la Ley del Instituto de Pensiones enviada por el gobernador Enrique Alfaro, porque los diputados fueron en contra de su propia norma interna al no dejar que la dictaminara la Comisión de Estudios Legislativos, que técnicamente es la indicada para revisar su legalidad y no intromisión con otras leyes. Todas las propuestas deben pasar por ese filtro, peeeeeero lo rechazaron porque la comisión la preside Morena.

Total, que la enviaron a Competitividad, que la preside MC; sólo a esa comisión y así le darán su aceitadita, sin problema alguno, a la propuesta alfarista, para dejarla a modo. Incluso el presidente de la mesa directiva, Eduardo Sánchez, ni sabía a dónde la enviaron, y pensaba que fue a Puntos Constitucionales y Hacienda. De nuevo se probó que el PAN sólo está siendo comparsa y no quiere ser oposición.

***

Que no se hagan patos, que sí es responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) el daño estructural que resintió el Templo de San Francisco de Asís. Y es que luego de la lavada de manos de la dependencia federal, expertos en diferentes áreas como suelo, estructura y restauración revelaron omisiones graves de la secretaría y del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Ya nadie se paró, nadie monitorea y sólo dejaron al ái se va esta joya del siglo 16.

Así es que, a quienes les compete, a reparar y restaurar; y si insisten en que no hay daños por la Línea 3 del Tren Ligero, pues una de dos, o le firman para confirmarlo, o lo monitorean, ya de perdis. Lo cierto es que, por dentro, el templo cruje refeo. ¡Ay nanita!

qp@ntrguadalajara.com

jl/I