INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio 

En su primer Informe de Gobierno, Enrique Alfaro Ramírez le bajó al tono de los regaños, pero sólo dos rayitas, aclaramos. El gobernador usó un tono más moderado, aunque de cualquier forma aprovechó el espacio y las luces para responsabilizar al anterior gobierno de algunos de los problemas y, algo esperado, no renunció a su gusto de confrontar. Sobre los temas polémicos, defendió el programa A Toda Máquina, que aseguró agradecen tooooodos los presidentes municipales, además de afirmar que se siente tranquilo porque le podrán decir cualquier cosa, menos ratero (aquí parafraseó al presidente Andrés Manuel López Obrador). 

De la Villa Panamericana, sostuvo que él no la construyó y que lo único que busca es recuperar el dinero de los trabajadores. Al hablar de salud, reconoció que ha habido fallas, pero ni mencionó el tema de los insecticidas caducos. De los diputados de oposición, la coordinadora de Morena, Érika Pérez, planteó diversas críticas, y el perredista Enrique Velázquez hizo señalamientos concretos estando Alfaro en el recinto. Pero otras fracciones parlamentarias, bueno… 

*** 

Justo en el primer informe y a dos días de que el mandatario presentara su reporte sobre la situación de la seguridad pública en Jalisco, ocurrieron dos acontecimientos. El primero es que en tres vehículos abandonados se encontraron en Tonalá los cuerpos de siete personas asesinadas; es decir, que como en otras entidades, la jalisciense continúa como espacio de masacres. 

En el segundo caso intervino la Guardia Nacional (anótenle palomita). En una bodega de la colonia Artesanos, en Tlaquepaque, se enfrentó a tiros contra un grupo bien pertrechado. Hay 15 detenidos que tenían secuestradas a ocho personas. Ahí se encontraron dos dedos de humano y, explicó el fiscal Gerardo Octavio Solís, buscan indicios de alguna posible fosa clandestina. ¡Uf! ¡Otra! 

*** 

Un pleito legal de primer nivel como el de la oposición a la reforma judicial hace que todo ocurra en cámara lenta. Así le ha pasado a Ricardo Suro Esteves, el mero mero del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, y del que resulta que ya había sorteado la decisión inicial del pleno de ir a controversia constitucional y dio un revés a esa orden con un golpe certero de la mayoría de sus colegas magistrados. 

Peeeeeeero la piedra en el zapato ha sido Celso Rodríguez González, quien obtuvo una suspensión a su favor contra el nombramiento del director del órgano de control. Ayer se volvió a quejar Suro de los efectos que ha tenido esa suspensión y otras que están todavía en análisis para no dar un paso en falso. En una lenta guerra de jueces contra jueces… y magistrados contra magistrados, vemos cómo las armas jurídicas son peligrosas, y más en manos de los que saben cómo usarlas. 

*** 

Desde el año pasadoooooooo, con la o alargada, el Tribunal de Justicia Administrativa nomás no resuelve la petición que de responsabilidad administrativa se fincó por falta grave al ex secretario de Salud Antonio Cruces Mada. Ya la contralora del estado, Teresa Brito, explicó que esa solicitud va acompañada de la documentación respectiva y, ojo, todos los elementos de prueba. Lo que han solicitado en el tribunal, pues lo han aportado desde la Contraloría estatal. 

Brito señala que cuando se presenta una denuncia esperan resultados, porque si no es como venir de ninguna parte y caminar hacia ningún lado. (Algo así como intentar pegarle a la piñata con los ojos vendados, dicen vecinos que ya les anda porque lleguen las posadas). Las pesquisas también apuntan hacia el medicamento caduco que se usó para corretear y aniquilar zancudos pro dengue. Habrá resultados, promete. Al igual que los mosquitos, estaremos atentos. 

qp@ntrguadalajara.com

jl/i