INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Encerrona de 5 días, apenas un paso para mitigar duro escenario 

La información sobre la posibilidad de que Jalisco resulte menos golpeado en cuanto a víctimas del coronavirus la conoceremos hoy o mañana. Si se cuenta desde el viernes, este martes sería el quinto día de los que científicos de la Universidad de Guadalajara (UdeG) estimaron “decisivos” para evitar que la curva de contagios de coronavirus “se eleve drásticamente”. De ahí el exhorto del gobernador Enrique Alfaro a los jaliscienses para mantenerse confinados en sus casas durante ese lapso. Se trata de una decisión política con un sostén científico. Está en juego qué tantas víctimas se registran en la entidad y qué medidas tendrán que imponerse. 

La UdeG informó que sus investigadores crearon un modelo predictivo que estimó que, del viernes 20 al martes 24, en México podrían aumentar los casos de contagiados por el virus. Científicos del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, como informó su rector José Francisco Muñoz Valle, a partir de una ecuación y la recopilación de los comportamientos del Covid-19 en China prefiguraron dos escenarios, uno optimista y otro crítico. 

En el escenario optimista, los casos registrados por día crecen, pero disminuyen pronto; en el crítico, aumentan rápidamente y tardan en reducirse. El pronóstico es que los contagios entraron en una fase de aumento exponencial a partir del 19 de marzo. “Lo ideal es que sigamos las recomendaciones de cuidado, de lo contrario nos veríamos en el escenario crítico”, dijo Muñoz Valle. Si la ciudadanía acató la recomendación de resguardarse, se habrá evitado “una gran proliferación”. 

El viernes el gobernador conminó a los jaliscienses a, salvo que sea estrictamente necesario, no salir de sus casas para controlar el crecimiento del contagio en la entidad. Si bien en su mensaje vía video le da vueltas a la información, para llegar al meollo del mensaje, Alfaro aclaró que esta etapa de la pandemia es crucial, pues pone a prueba el sentido de responsabilidad, la capacidad del gobierno, del sector privado y el compromiso y la solidaridad de los jaliscienses. 

Es un llamado, dijo, “que busca evitar el escenario de la cuarentena obligatoria, de medidas radicales por no actuar a tiempo, como hoy sucede en el estado de California”. También resaltó que, a diferencia de Italia, España y Estados Unidos, anticipó medidas como, entre otras, la suspensión adelantada de clases o los apoyos financieros a pequeños empresarios y gente autoempleada. 

Alfaro no comparó directamente, en ese video, sus medidas con las del gobierno federal, que van retrasadas, a un ritmo que se antoja lento y con argumentos distintos. El discurso del gobernador se construye diferenciando su postura de la del Ejecutivo de la nación, con apaciguados ánimos rijosos, mostrándolo actuando a tiempo, con apoyo de las instituciones y ejerciendo un liderazgo frío y seguro. 

En su discurso falta enfatizar que los cinco días de encierro podrían repetirse o aumentarse más adelante, porque hay quienes consideran que ese lapso fue suficiente. 

Más allá del uso de la pandemia para golpear y sacar raja política; de los dimes y diretes de miles que opinan como si fueran epidemiólogos, y de la constante circulación de información falsa, la población demanda eficacia a las autoridades. Esto tendrá que acompañarse de autoexigirnos, como habitantes, poner todo de nuestra parte. Está en riesgo la vida de miles.  

Se vaticina una avalancha de enfermos, con funestas consecuencias para el país, lo cual podría llevar a imponer estrictas medidas, como restricciones de movilidad. Si bien lo que decidan las autoridades está teniendo repercusiones, a la población le importa, en lo inmediato, salir avante de la pandemia, sin daños a su salud y economía. Apenas estamos por entrar con intensidad al huracán. Preparémonos. 

sergiorene.dedios@gmail.com

jl/I