INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Le llegó su hora al ex secretario de Educación Jalisco y ex alcalde de Guadalajara Paco A. La acusación en su contra por la inversión multimillonaria fallida de la empresa española Abengoa con recursos públicos de los pensionados le costó la libertad. Por ahora, la prisión preventiva que le impuso el juez es provisional en tanto se desahoga la audiencia de vinculación a proceso, que implicaría llevarlo a juicio. Consideró que hay chance de que intente escapar para evadir la acción de la justicia y por eso lo mandó al bote.

Vienen seis días pesados para sus abogados, en los que tendrán que buscar cómo desestimar las acusaciones que presentó la fiscalía anticorrupción, porque si el juez encuentra que hay al menos un solo elemento para presumir que podría haber incurrido en alguna responsabilidad, se lo pueden torcer quitados de la pena. Ya lo sabremos el próximo martes. Continúa el rompimiento político con el grupo que encabezó el ex gobernador Aristóteles Sandoval.

***

Y a propósito de la pasada administración priísta, entre que asesinan en Puerto Vallarta al ex mandatario Aristóteles Sandoval, sin que hayan sido detenidos los victimarios; que matan a su ex secretario de Turismo, José de Jesús Gallegos, apenas comenzaba su sexenio; que luego embotellan ya en esta administración al ex secretario de Salud, Antonio Cruces Mada; y que recién mandaron a la cárcel al ex titular de la Comisión Estatal del Agua, Felipe Tito Lugo; y ahora, el pilón es Paco A.

Y no incluimos a los metidos a chirona por el tremendo caso del Instituto de Pensiones, ni a los tres ex secretarios del gabinete acusados hace rato de irregularidades, que son Daviel Trujillo, Salvador Rizo y Miguel Castro. Total, que a la administración aristotélica, entre muertos, y detenidos y acusados por el gobierno estatal de Enrique Alfaro, ya hicieron un bonche.

***

Si pensamos en términos teológico-diabólicos, de qué tamaño tendrá que ser el infierno para hospedar a tanto desalmado y desalmada que ronda por el planeta. Porque solo en el caso de Jalisco, además del cruel crimen (no creemos que sea autoinmolación) de Luz Raquel, luego sale a la luz pública el caso de la niña de 11 años quemada y torturada en un albergue de la colonia Santa Isabel, en Tonalá. Niña incendiada, como sucedió con Luz Padilla.

Fallan las políticas públicas para garantizar los derechos de la infancia y las madres protectoras.

***

La presunción estatal del día es que los productores de aguacate de Jalisco exportarán a Estados Unidos miles de toneladas del fruto. Habría que quitarle el “los”, porque en realidad por ahora se restringe a los de 10 municipios de los 75 que le entraron a la agroindustria favorecedora de los guacamoles. Pero, maticemos, porque de esos 75 no todos tienen condiciones de exportar por diversas razones.

El presidente de la Asociación de Productores-Exportadores de Aguacate, Javier Medina, reconoce que falta hacer más (agrega esta vecindad que mucho, mucho más) para evitar la deforestación que dejan las huertas de aguacate, que arrasan con bosques y agua, porque ahora son apenitas de mil 700 a mil 800 hectáreas las que están libres de tan dañina práctica. Habrá que revisar los alcances del susodicho pacto ambiental que pregona el gobernador con los aguacateros.

Pero, bueno, sin restarle méritos a la inicial exportación, hoy se dará el banderazo de salida del aguacate Hass, en una empacadora de Zapotiltic. Esta vecindad se pronuncia por aguacates baras, baras; y por seguir elaborando el guacamole más grande del mundo. Recordemos que se organizó uno en Concepción de Buenos Aires, en la administración pasada, así que dejad que los sabrosos aguacates lleguen a las mesas jaliscienses.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I