INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Cinco días más en casita es lo que ¿ordenó?, ¿conminó?, ¿pidió?, el gobernador Enrique Alfaro a los jaliscienses. El aislamiento social debe prevalecer por el bien de la salud de la población, aunque advirtamos que están en peligro las economías empresarial, comercial y familiar, pues las pérdidas ya son del orden de 80 por ciento y los ahorros para mantener los empleos de las personas no durarán mucho. Justamente eso divide aún más a la población. ¿Cuánto podremos resistir? Porque es resistir a la pandemia, que ya está encima, y a una crisis del gasto en numerosas familias, que ya rasga los bolsillos. 

Por otro lado, ante la negación del Grupo Aeroportuario del Pacífico y el gobierno federal de cancelar los vuelos procedentes de lugares con cerco sanitario, el gobernador ahora apela a la buena voluntad y sentido común de los paisanos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos. O sea, les pide que se queden allá mientras pasa la contingencia. Recordemos que Jalisco tiene sólo casos importados y si no ingresan por alguno de los dos aeropuertos internacionales personas con el virus, hay más posibilidad de contenerlo. Fiestas patronales y civiles hay tooooodos los años. Así que, paisanos, la visita puede esperar. Hijos ausentes, plis, sigan ausentes. 

*** 

Para el rector general de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva, es evidente que el gobierno federal ha manipulado las cifras de infección de coronavirus (Covid-19). Obvio que no alcanzamos a ver nada de infecciones si sólo revisamos una tabla y comparamos México con países donde ya sobrepasaron los 10 mil casos. No se pueden comparar los primeros días de la pandemia en un país con otros que ya tienen una curva de crecimiento muy pronunciada, como ahorita Estados Unidos, pobrecitos, que van de mal en peor. Aunque aclaremos que muchos mexicanos están preocupados por tener a familiares y amigos en el vecino país. 

Como que el gobierno federal no tiene ganas de ponerse a detectar los casos de coronavirus, es la conclusión del rector general. O sea, la sospecha es que tenemos muchos más casos de los que se han detectado. Y todavía Villanueva auguró que la cosa se va a poner peor, advirtiéndolo en consonancia con Alfaro, si no se suspenden los vuelos internacionales que vienen de lugares con alerta sanitaria, porque los aviones trasladan el contagio internacional. Los virus viajan y hasta en primera clase. 

*** 

A la clase privilegiada de burócratas del Congreso del Estado le abrirán las puertas hoy y el viernes para que vayan a cobrar adelantada su primera quincena de abril. Y no sólo los citan de manera escalonada para este pago, sino que les permitirán el paso aún en la prórroga de la estrategia anticoronavirus de quedarse en casa. De tal manera que podrán descansar con dinero en el bolsillo y con vacaciones de tres semanas. 

La siguiente semana no quieren ya trabajar, y se rumora que podría haber sesión plenaria este viernes, porque deben aprobar reformas constitucionales federales que requieren se pronuncien, pues si no lo hacen, sería como una afirmativa ficta. Con precauciones y algo de modorra, seguramente, pero tendrían que acudir los legisladores. 

*** 

A ver, ¿quién iba a decir que los reclusorios del estado ahorita serían de los más seguros, porque ya están blindados para que no ingrese el coronavirus? Y no advierten manera de que pueda pasar con tanto filtro, lo que sería muuuuuyyyyy mala suerte. 

El director general, José Antonio Pérez Juárez, logró proteger desde el 5 de marzo a los reclusos y hasta podría decirse que tiene la situación bajo control. En el centro penitenciario de Puente Grande, recordemos, viven más de 13 mil personas. ¿Sería posible encarcelar al virus? 

qp@ntrguadalajara.com

jl/I