INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Tratado  

Hoy entran en vigor el decreto, el protocolo modificatorio y los acuerdos paralelos que sustituyen el TLCAN por el TMEC. El TMEC, negociado en 2018, abre un nuevo capítulo en las relaciones económicas internacionales de América del Norte. 

¿Por qué es importante el TMEC? Porque provee certidumbre económica para los tres países y porque preserva muchas de las medidas de apertura comercial del TLCAN. Estos factores, es de esperarse, contribuirán a reactivar el comercio y el crecimiento económico en Norteamérica.  

¿Cuáles son las principales diferencias entre ambos tratados? Introduce cambios en las normas de origen de los automóviles, en las disposiciones de solución de controversias; en las normas de contratación pública, de inversión y de protección de los derechos de propiedad intelectual. 

¿Qué nuevas normas hay ahora? Incluye disposiciones nuevas relativas a los servicios, el trabajo y el medio ambiente. Además, introduce disposiciones nuevas relativas al comercio digital, a las empresas estatales, a la lucha contra la corrupción y a las políticas macroeconómica y cambiaria.  

En mi opinión, la entrada en vigor es una buena noticia para México. Sin embargo, no debe de verse como la panacea a sus problemas. El derrumbe interanual de las exportaciones mexicanas de 56.7 por ciento  no se revertirá con el TMEC. Tampoco las caídas en la producción y el empleo. 

¿Qué debería hacer el gobierno para beneficios? Crear certidumbre para la inversión nacional y extranjera; implementar políticas contra-cíclicas para fortalecer la producción y el empleo; y, promover la competitividad mejorando las condiciones laborales, educativas y de salud.     

¿Qué pasaría si el gobierno no hubiera planeado o no hiciera nada? Simplemente se habrían desperdiciado dos años del periodo de transición; no crecerían las exportaciones y la inversión extranjera disminuiría. Tampoco se recuperarían los niveles de producción, inversión y empleo prevalecientes en 2018.  

La entrada en vigor hace urgente que el gobierno promueva la certidumbre económica, las políticas contra-cíclicas y la competitividad del país. El TMEC provee condiciones necesarias, pero no suficientes. Se requieren planeación y acciones públicas para mejorar los saldos comerciales y la economía del país.    

starp2000@yahoo.com 

jl/I