INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Como pueque sí, pueque no. Así opinó la UdeG luego de que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunciara que el pico de contagios en Guadalajara sería el 13 de junio. El modelo predictivo de la casa de estudios sugiere varios panoramas, unos más alentadores que el de López-Gatell; otros, no tanto. La UdeG prevé que, si las cosas siguen como hasta hoy, con seis de cada 10 jaliscienses en su casa, el pico de contagios puede llegar hasta octubre. Pero si se relajan las medidas a 40 por ciento, se cumplirá el dicho del subsecretario y tendría el estado la cifra más alta de casos el 13 de junio. 

Para el sistema de salud es más conveniente que la curva se alargue, pero que a la vez se aplane, por lo que no importa si el pico es en octubre, peeeeeero que no se saturen los hospitales. Eso sí, si pensábamos que después de unos meses le íbamos a decir adiós al Covid-19, no estábamos más equivocados. El virus llegó para hacernos compañía, al menos, por lo que resta del año, por lo que las medidas deberán continuar, aunque haya renegones. 

*** 

Las proyecciones del pico de la pandemia no sólo no son precisas, sino que tampoco son útiles para tomar decisiones. Eso lo dice un experto en datos y epidemiología que le jaló las orejas a especialistas de la UdeG que habían formulado el primer modelo predictivo de Covid-19 para Jalisco. Ese modelo lo usaron los primeros días, cuando dijeron que, si todos nos quedábamos en casita, en cinco días se volvería a la normalidad. Pues resulta que no fue así, que a ese modelo le faltaban muchos factores por considerar. 

*** 

Tuit 1 de Fernando Petersen, secretario de Salud de Jalisco, replicado por Carlos Lomelí, ex delegado federal en la entidad: “Hoy en las oficinas de la Secretaría @saludjalisco recibimos en donación 3 mil pruebas rápidas para detección de #COVID-19 por parte del empresario Carlos Lomelí, a quien agradezco el donativo y la solidaridad”. Tuit 2 de Petersen, también replicado por Lomelí: “Vamos a evaluar la eficiencia de estas pruebas, revisar si pueden ser aplicadas de acuerdo a los criterios de la Federación, tenemos que velar también por la seguridad de los jaliscienses. Con más pruebas podremos tener una detección a tiempo del virus y evitar fallecimientos”. 

Horas antes el gobernador Enrique Alfaro había declarado que agradecía el gesto, “como lo hago con cualquier empresario que nos apoya”, en un contexto de que, dijo, el gobierno federal impide importar pruebas rápidas a México (lo cual sorteó Lomelí, añadimos). En un video, el empresario anunció este lunes que donaría 5 mil pruebas rápidas al gobernador, a Petersen y a la UdeG; y aclaró que “no es momento de filias ni de fobias, ni de colores ni de partidos”, sino de sumarse a la embestida del Covid-19. O sea, tranquis todos. 

*** 

Parece que el Comité de Participación Social tendrá un conflicto de interés al momento de evaluar a María Esther Avelar, porque ella integró la comisión de selección, que eligió a los integrantes del primero. Aunque esto no debiera de ser una limitante para participar o ser evaluada, pero en esta época puritana de los señalamientos habrá que conocer a detalle cómo se puede evitar el conflicto, algo nuevo en estos procesos y una forma en que también ellos van a medir. 

En el registro de los 67 aspirantes se notó la mano de la UdeG, porque diversos aspirantes tienen relación con la institución. Notoriamente hay dos casos, las mujeres que se registraron para los dos puestos, y Alfonso Partida Caballero, quien ya fue consejero de la Judicatura. A la UdeG sí le convino que estuviera en el cargo, porque se la vivió de pleito con el ex magistrado Luis Carlos Vega Pámanes, quien concluyó antes su periodo… ya sabemos cómo. 

qp@ntrguadalajara.com 

jl/I