INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Eficacia ¡ya!

Lastimosamente, y hasta con enojo, las y los ciudadanos somos víctimas y testigos de cómo en nuestro país, y particularmente en Jalisco, cotidianamente se presentan en forma creciente múltiples y graves problemas sociales. Entre ellos están los homicidios, los feminicidios, los suicidios, las desapariciones forzadas, la pobreza, los asaltos, los robos, la violencia familiar, las extorsiones, las adicciones, los accidentes viales, los accidentes laborales, la corrupción, la impunidad, la discriminación, etc. 

Existen diversas formas de atender los problemas. Una de ellas es prevenirlos e intervenir en ellos para resolverlos, aunque antes se debe de: detectarlos, investigarlos, diagnosticarlos y evaluarlos para valorar si las medidas que se han implementado han sido eficientes y eficaces para disminuir su frecuencia o para su erradicación. Eso sí: en la planeación para su atención se deben incorporar los hallazgos científicos y tecnológicos, así como el marco jurídico existente. 

La correcta medición de la caracterización y el comportamiento de los problemas y la implementación de medidas pertinentes es fundamental, pues de otra manera las y los ciudadanos sólo tendremos una cuestionable impresión sobre los mismos, pero que fácilmente puede ser manipulada con estrategias comunicacionales en medios de comunicación y en redes sociales… y los problemas seguirán creciendo sin resolverse. 

Hay que recalcarlo: la gravedad y complejidad de los problemas requiere de objetivos a corto, mediano y largo plazo para que se resuelvan. 

Lamentablemente, en México encontraremos que, ante problemas, un presidente, gobernador(a) o presidente (a) municipal emanado(a) de un partido político no reconocerán que su trabajo y el de sus subordinados no fue eficaz. Normalmente su discurso será triunfalista, justificatorio y/o de culpar a los medios de comunicación o a sus antecesores sobre la situación. 

Su lógica no es servir lealmente a las y los ciudadanos, sino preservar sus privilegios. Además, en muchos casos las medidas que implementan para atender un problema tienen que ver con la corrupción y su ignorancia. 

A la ineficiencia gubernamental hay que añadirle que las y los ciudadanos, con su problema de tiempo, no se informan adecuadamente ni estudian las situaciones y, en consecuencia, adoptan actitudes inocentes e ingenuas y no participan activamente para ser coparticipes del futuro del país y de Jalisco. El problema es que así seguiremos sufriendo esos dolorosos problemas. 

“Tú debes ser el cambio que quieres ver en el mundo”, afirmaba Mahatma Ghandi. Tomando esta frase como referencia y a fin de atender los grandes problemas nacionales, hoy impulsemos desde nuestras familias, con nuestros amigos, compañeros y vecinos, la exigencia a las autoridades de acciones verdaderamente eficaces. 

red_ciu@yahoo.com.mx

  jl/I